la zarza

La Junta contempla construir una represa para evitar que el vertido llegue al Odiel

  • La Administración autonómica transforma en sancionador el expediente abierto a los dueños de la mina

  • Expertos de la UHU detectan un alza en la carga contaminante del río

Comentarios 1

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha transformado en sancionador el expediente informativo abierto el jueves contra Nueva Tharsis y Ormonde España, propietarios de los derechos mineros y del terreno respectivamente, de la mina La Zarza por el vertido de aguas mineras al río Odiel. La Junta plantea construir una represa para contener el agua y evitar que llegue río, ya que los trabajos de sellado de la fuga no están dando los resultados esperados, porque la arcilla no puede contener la presión del agua. El objetivo es taponar la fuga cuanto antes y para ello los técnicos barajan la posibilidad de utilizar hormigón.

El Nivel 1 del Plan de Emergencia Territorial de Andalucía se mantendrá hasta que se normalice la situación y termine el vertido.

El delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero, confirmó ayer, en declaraciones a los periodistas durante su visita a la corta para conocer los trabajos que se están realizando, que la Junta ha abierto un expediente sancionador a los responsables de la mina.

Romero explicó que la decisión de transformar el expediente de informativo a sancionador se ha producido por la afectación causada al medio ambiente, aunque "habrá que esperar para poder ser concretada".

En cuanto al volumen de aguas mineras que ha podido llegar al río por el derrame, indicó que "en estos momentos los técnicos se están centrando en solucionar dicha fuga", por lo que "será posteriormente cuando se analice cuál es la cantidad vertida al objeto de certificar cuánta ha ido al medio natural". A lo largo de las próximas semanas se va a mantener el seguimiento iniciado el jueves en relación con la calidad de las aguas para, en caso de ser necesario, tomar las medidas oportunas.

El Nivel 1 del Plan de Emergencia se activó después de que los técnicos de Medio Ambiente e Industria constataran la fuga y la afección al medio ambiente causada por estas aguas y ante la inactividad de los propietarios de los terrenos y de los derechos mineros. La afectación sobrepasa al municipio de Calañas, donde se encuentra La Zarza, ya que el agua va corriendo hacia otros municipios por los que pasa el Odiel. Por el momento, los trabajos ejecutados han logrado disminuir el caudal de la fuga un 75 %.

Tres miembros del Departamento de Ciencias de la Tierra y al Centro de Investigación en Recursos Naturales, Salud y Medio Ambiente de la Universidad de Huelva se desplazaron ayer a la mina para analizar la situación tras el vertido. En concreto, Carlos Ruiz, profesor de la UHU y especialista en Hidrología e Hidrogeología en entornos mineros, realizó una medición en el río que señala que, como consecuencia de este agua de la corta abandonada, la carga de concentración de contaminantes en el río se ha elevado "al doble".

Así lo puso de manifiesto en declaraciones a Europa Press Ruiz, que recordó que la contaminación en el mismo es "crónica" debido a la influencia de la minería, actividad centenaria, en la provincia. No obstante, tras realizar distintas mediciones, han podido valorar que el pH del agua ha bajado debido a "un aumento de sulfatos y minerales".

Sobre la afección al río y la posibilidad de que lleguen al mar más metales como consecuencia de este incidente, Ruiz precisó que la gran parte de los metales son retenidos por los sedimentos, de manera que solo los metales más móviles desembocan en el mar.

Si embargo, alertó del daño que podría haber causado la salida de agua ácida de haber estado operativa la presa de Alcolea, cuya construcción se encuentra paralizada, debido a que este proyecto contempla el desvío del cauce del río.

El alcalde de Calañas, Mario Peña, ha remitido una queja formal a distintos organismos de la Junta de Andalucía por "la falta de información" en relación a la fuga de aguas mineras desde la corta de La Zarza, Entidad Autónoma Local.

En declaraciones a Efe, Mario Peña indicó que aparte de la "deslealtad institucional" y de la exigencia "inmediata" de explicaciones, que se hace constar en la queja, "se está analizando si la Junta de Andalucía han podido incurrir en algo más ya que no se explica que se active el Plan Territorial de Emergencia en Fase 1 y no se da comunicación de ningún tipo al municipio en el que está la causa de esa medida".

Organizaciones ecologistas y ambientales, entre las cuales se encuentran colectivo como el Club Doñana, Amigos de Doñana o la Mesa de la Ría de Huelva presentarán una denuncia ante las fiscalías andaluza y nacional por el vertido de aguas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios