La Junta apoya con 6,5 millones 2.089 hectáreas más de regadíos

El consejero de Agricultura y Pesca, Isaías Pérez Saldaña, entregó ayer en Huelva al presidente de la Comunidad de Regantes Andévalo-Guadiana, Antonio Guerra, el documento por el que la Junta de Andalucía aporta una subvención de 6,5 millones de euros para consolidar una superficie de 2.089,21 hectáreas de regadíos en dicha comarca.

El proyecto que presentó la Comunidad de Regantes contempla una inversión total de 12,6 millones de euros, de los que tan sólo 10,8 millones son subvencionables. Las obras se ejecutarán en 18 meses e incluyen la ampliación de bombeo con la instalación de 6 bombas, la construcción de dos nuevas balsas de almacenamiento con una capacidad de 227.000 y 147.000 metros cúbicos cada una de ellas, 26 tomas de agua automatizadas para le control y ahorro de agua, unos 20 kilómetros de línea eléctrica y 52 kilómetros de tuberías desde las balsas a las fincas.

De las 2.089,21 hectáreas, la mayor parte, 1.681,21 hectáreas, se transforman en regadío y el resto, 408, se modernizan o consolidan. Del proyecto se benefician 89 agricultores que forman parte de la Comunidad de Regantes. La mayor parte del terreno, 997,1 hectáreas, se encuentran en el término de Villablanca, 507,5 en Lepe, 445,9 en Ayamonte y 139 en el término municipal de San Silvestre de Guzmán.

La mayor parte de estas nuevas tierras de regadío se van a destinar a la producción de cítricos bien para fresco o para la industria transformadora, fundamentalmente la planta que García Carrión tiene en la comarca.

Sin embargo, el consejero añadió ayer que "no podemos olvidar la importancia que el cultivo de fresa tiene en esta zona de la provincia de Huelva". Asimismo, apuntó que los agricultores de la comarca también están estudiando cultivos alternativos que cada vez cobran más importancia en la provincia onubense como son el arándano, la frambuesa (cultivo que ya empieza a cobrar importancia entre la producción de Huelva) y otros cultivos más novedosos como los setos de olivar (olivos en regadío) y los productos biocarburantes para producir energía.

Con este proyecto dirigido a la ampliación de regadíos se garantiza el agua para un total de 3.650 hectáreas de terreno de la comarca, de las que 3.000 hectáreas ya están creadas y en las que se incluyen las 2.089,21 nuevas que ayer se presentaron. Así tan sólo quedan pendientes de poner en regadío 650 hectáreas de terreno, que están ubicadas en el término municipal de El Granado, algo que depende de la Comunidad de Regantes.

También están pendientes de poner en regadío 4.800 hectáreas del plan Andévalo Fronterizo, que representan la primera fase de las 10.000 hectáreas que este plan pretende regar en la comarca del Andévalo. El consejero comentó ayer que para llevar a cabo este proyecto se va a firmar un acuerdo con el Ministerio de Agricultura para que también incluya los planes de regadío de la comarca del Andévalo como de interés general, al mismo tiempo que recordó que ya la Junta de Andalucía ya declaró este plan de interés general. El objetivo es que el Estado colabore con los gastos de la puesta en regadío de estas 10.000 hectáreas de terreno de la provincia de Huelva. Confía en firmar el acuerdo al inicio del año próximo.

El consejero de Agricultura espera definir el mapa de los regadíos de Huelva para los próximos diez años al final de la presente legislatura, un mapa que se cerrará con una superficie total de 70.000 hectáreas, de las que en estos momentos tan sólo algo menos de la mitad están en producción. Saldaña insistió en que junto a los actuales cultivos de fresa y cítricos cobrarán auge en esta superficie de regadío el arándano, la frambuesa y los forestales energéticos, que están ganando terreno en los mercados. Además hizo hincapié en que los problemas de agua en el Guadalquivir se solventarán con el Guadiana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios