Investigadores de la UHU recopilan las obras de Arias Montano "Sus ideas pueden considerarse las raíces del conflicto palestino-israelí"

  • Se trata de uno de los proyectos de investigación de excelencia concedidos a la Universidad con el que se pretende dar a conocer la figura del humanista onubense y su importancia en la época en que vivióLuis María Gómez Canseco destaca la influencia de Montano en su época

Comentarios 3

La investigación en Ciencias suele copar la mayoría de los proyectos de éxito y reconocimiento, pero en el seno de la Onubense descansa un grupo de expertos en letras hispánicas dispuesto a ser la excepción. Tanto es así que su proyecto de investigación, que se resume bajo el título 'Trayectorias ideológicas del humanismo andaluz: Hebraísmo en Arias Montano y su entorno', ha sido reconocido por la Junta de Andalucía como un proyecto de investigación de excelencia, con la correspondiente cuantía presupuestaria que ello supone, al menos, en comparación con la escueta financiación con la que cuenta el resto de proyectos no reconocidos por la Administración Autonómica. Se trata del grupo coordinado por el profesor Luis María Gómez Canseco, profesor titular de la Universidad de Huelva, quien en su quehacer, estará acompañado durante los próximos tres años, de otros compañeros que, al igual que él, compaginan la docencia con la aventura de investigar. Se trata de los doctores Juan Luis Suárez Sánchez de León, Fernando Navarro Antolín, Baldomero Macías Rosendo y Elogio Baeza Angulo, en Filología Clásica, José Valentín Núñez Rivera, Eloy Navarro Domínguez y Sergio Fernández López, en Filología Española, así como el doctor en Historia José Luis Sánchez Lora. Todos ellos dignos de mención por la valía de sus trayectorias profesionales en el territorio onubense y fuera de sus fronteras, experiencia que avala el éxito e importancia de este trabajo.

Estos nueve componentes, compañeros en otras experiencias investigadoras anteriores, se afanarán hasta 2010 en continuar y ampliar los proyectos concedidos anteriormente por el MEC, el Ministerio de Educación y Ciencia, en los que también han tomado parte, pretendiendo en esta ocasión poner a disposición de los investigadores y lectores contemporáneos un corpus completo de las obras del onubense Arias Montano Galle y su entorno, así como una actualización de los estudios en torno a su figura histórica e ideológica. Con un presupuesto que ronda los doscientos mil euros, Luis María Gómez Canseco, el coordinador del grupo, explica que su trabajo consistirá en "la edición crítica, traducción y estudio de las principales obras de este paisano humanista, quien, siempre estuvo deambulando por el mundo pero deseoso de volver a su amada tierra serrana onubense; continuas eran las cartas que mandaba desde todas partes del globo". A nivel práctico, Gómez Canseco aclara que cuando se habla de una edición crítica, se trata de construir un nuevo texto a partir del cotejo y la comparación de las múltiples variantes que se pueden encontrar en las obras de este pensador como consecuencia de las múltiples ediciones, traducciones e interpretaciones de sus obras a lo largo del tiempo, "desde mitad del s. XVI cuando vivió (1527-1598) y parió una extensa e interesante obra". El resultado final, objetivo último del trabajo, será una nueva obra que incluirá todas las variantes introducidas en las obras a estudio, con explicaciones de las mismas y alusiones a la época en la que se publicó y cuál es su significado, de manera que con todo, investigadores y lectores de hoy puedan disfrutar de la obra de Montano en toda su extensión y significado determinando cuál es el texto, de todos los editados, más próximo al original.

Por otra parte, la traducción de sus textos, un trabajo que en principio puede parecer sencillo, supone una tarea ardua y complicada ya que algunas expresiones e incluso palabras han cambiado de significado y sentido conforme han ido pasando los siglos. De aquí, la importancia de la inclusión en el grupo de especialistas en esta materia ya que sin esta traducción, desde el punto de vista del tiempo en el que se escribió o editó, su interpretación y explicación sería imposible o equivocada. En cuanto a la tercera tarea en la que se divide su trabajo, el estudio de los textos, hay que comentar que, tal y como enuncia Gómez Canseco, "se trata de situar las obras en su contexto ideológico y social tanto de manera general como con respecto a la situación personal de su autor". Además, el investigador bromea cuando comenta que la obra de Arias Montano "no la conoce mucha gente por lo que nuestro trabajo puede sonar a rollo y sin importancia, pero en nuestra defensa, tengo que decir que Arias Montano fue uno de los primeros pensadores con actitudes de tolerancia y apertura en lo ideológico, lo social y lo político, actitud que, en mayor o menor medida, ha determinado nuestros postulados actuales". La naturaleza y tareas que conforman este trabajo investigador explica la necesidad de especialistas en distintas áreas de la Lingüística y la Historia, lo que hace de esta investigación un estudio completo, fiable y que perdurará en el tiempo entre las joyas de la Literatura e Historia de los onubenses más célebres.

Esta ardua tarea la aplicarán a seis de las obras más significativas del humanista, divididas en tres grupos temáticos. El primer bloque de textos forma parte del 'Appartus' que acompañaba a la Biblia Políglota de Amberes. Este equipo investigador ya tradujo el primer tratado y más extenso de este volumen, compuesto por nueve ensayos sobre la cultura hebrea. Su traducción cerraría la edición y traducción de la totalidad del 'Appartus'. En este primer bloque de obras, los investigadores incluyen también el tratado 'De fide' el cual nunca llegó a publicarse por problemas religiosos y se conserva manuscrito en la Biblioteca de San Lorenzo de el Escorial. Se trata de una obra que estos investigadores de la Universidad de Huelva sacarán a luz por su importancia, ya que revela las posiciones de Montano en asuntos claves de la teología contemporánea, ideas que históricamente han estado ocultas junto a la obra que las contenía y que ahora, gracias a este proyecto, estarán a alcance de todos. Esta es una de las tareas que prueba la importancia de esta investigación para conocer la figura de un onubense de vital importancia en la vida política, social y religiosa de su tiempo. El resto de los textos parten de la base del hebraísmo, la lectura de la Biblia en hebreo como necesario para ser cristiano, desde posturas tolerantes en el marco restrictivo de la Contrareforma de la época. Todo ello con un método de trabajo de carácter filológico-histórico, es decir, "desde el estudio más profundo de la palabra". Con esto, el grupo de investigación ofrecerá a la Literatura onubense y española unas obras de gran importancia histórica que han permanecido ocultas, bien de manera explícita o por la dificultad de su interpretación, durante siglos.

Además de esta extensa labor, estos investigadores de la Onubense, no cesan en su trabajo y se han propuesto realizar un estudio monográfico sobre hebraísmo y humanismo a finales del siglo XVI y principios del XVII, a partir, en gran medida, de las obras de Montano, por tratase de una figura que determinó la política, sociedad y religión de la política de la época.

Según explica Luis María Gómez Canseco, Arias Montano Galle nació en el seno de una familia hidalga empobrecida, originaria de la Sierra de Aracena, se trasladó a Sevilla a estudiar y cuatro años después recaló en la Universidad de Alcalá de Henares donde estudió Teología, Medicina, Filosofía y Lenguas Clásicas Latina, Árabe, Griega, Hebrea y otras semíticas; todo un erudito.

En su madurez fue consultor privado de Felipe II, puesto desde el que defendió una política respetuosa de las personas y conciliadora, una labor que llevó a cano durante toda su vida consiguiendo logros importantes desde la influencia en el anonimato. Además, Montano escribía sus libros desde un estilo moderado con el que encubría, con tremenda maestría, muchas de sus ideas más radicales e innovadoras. Esta humanista, que vivió en el sigloXVI, creía en que la palabra de Dios tenía que interpretarse de manera literal, para lo que era necesario leer la Biblia en hebreo, el idioma original en el que se escribió, tal y como él pensaba. A partir de aquí, Gómez Canseco asegura que esta idea puede interpretarse como "la raíz del conflicto palestino-israelí, ya que la clave está en quién tiene prioridad ante Dios. Arias Montano postulaba que era el pueblo hebreo, una idea que creó tremendo conflicto en el siglo XVI y en nuestro tiempo".

Así, los resultados se materializarán en un corpus tanto de las obras como de la persona de Arias Montano, un humanista onubense que, aunque en la provincia no tuvo mucha repercusión más allá de algunos seguidores, sí fue decisivo en la política, la religión y la sociedad de uno de los siglos de La Edad de Oro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios