Inmigrantes piden ayuda para trabajar y "dejar de vivir como ratas"

  • Los asentamientos leperos acogen este verano a más de 700 personas desplazadas

Los inmigrantes que viven en condiciones infrahumanas en asentamientos a las afueras de Lepe reclaman ayuda para abandonar la situación en la que se encuentran, "porque aquí nadie nos echa cuenta, y vivimos como ratas". Mohamed Kadari, inmigrante maliense de 28 años, explicó a Efe, en nombre de sus compañeros, que el problema que sufren "es muy duro, porque estamos luchando cada día por sobrevivir", y rechazó que se les considere ilegales, ya que muchos de ellos cuentan con documentación.

Después de casi diez años en España, asegura que nunca se ha visto en una situación como esta, viviendo en las ruinas de una antigua fábrica de muebles que se incendió en Lepe en los años 80, en cuya planta baja, para protegerse del sol, han colocado una serie de chabolas de cartón y plásticos. En esta acampada viven así unas cien personas, y forman parte de los asentamientos donde pasan el actual verano más de 700 personas, según Cáritas, aunque algunos de ellos llevan meses en pie y otros fueron derribados en primavera por orden de la Subdelegación del Gobierno. La mayoría de los asentamientos fueron levantados pocos días después de ser echados abajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios