Jornadas técnicas

Huelva es la mayor productora de arándano en cosecha temprana

  • La superficie plantada para esta campaña asciende a 3.000 hectáreas, un 12% más

Mesa inaugural de las jornadas técnicas sobre el cultivo del arándano. Mesa inaugural de las jornadas técnicas sobre el cultivo del arándano.

Mesa inaugural de las jornadas técnicas sobre el cultivo del arándano. / h. información

Huelva es la provincia con mayor producción de arándano en España y la mayor zona productora de Europa para cosecha temprana de primavera. Cultiva 3.000 hectáreas aproximadamente de este fruto que se encuentra en expansión continua. El 96% de las exportaciones españolas (tercer productor europeo por detrás de Alemania y Polonia) tiene como destino la UE debido a la demanda creciente en estos países, y el resto, 4%, a países terceros con Suiza como principal receptor. En los últimos años se observa un interés creciente en países de Oriente Próximo, como Emiratos Árabes Unidos, y áreas del Lejano Oriente como Hong Kong, Malasia y Singapur. Son datos expuestos ayer en las IV Jornadas del Arándano, organizadas por la Delegación de Huelva del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental.

El objetivo del encuentro ha sido ayudar tanto al técnico como al agricultor para favorecer un cultivo que ha tenido un crecimiento vertiginoso, intentando dar a conocer las numerosas ventajas que presenta este fruto

El cultivo onubense tiene su propio estilo y es diferente al de otras zonas productoras

Según expuso Julio Volante, delegado del Colegio, "el cultivo del arándano de Huelva tiene su propio estilo y es diferente al de otras zonas productoras, principalmente porque está adaptado a la metodología de producción de otros frutos rojos que se cultivan en la provincia. También se caracteriza por ser una producción temprana y con una buena rentabilidad en el mercado, ya que no coincide con la producción del resto de países europeos; además se han ido definiendo variedades de buena calidad que se adaptan bien al clima onubense. Desde el año 2013 hasta 2017 la superficie de arándano cultivada en Huelva ha crecido en porcentajes que se sitúan entre un 27% y un 33%. En esta campaña 2017/2018 se estima que hay sembradas cerca de 3.000 hectáreas de arándano, un 12,5% más que en la campaña anterior.

El presente ejercicio viene con cierto retraso sobre todo en las variedades tardías, mientras que las tempranas se están recolectando ahora mismo. Se espera una fruta de calidad y la maduración de la fruta será la correspondiente a cada una de las variedades.

En las jornadas, Juan Carlos García Rubio, técnico en el Serida (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario en Asturias), explicó las posibilidades y beneficios que puede aportar la técnica del injerto al cultivo del arándano. "El cambio de variedad en cultivo mediante el injerto es una técnica que se está aplicando en plantaciones comerciales en distintas partes del mundo, sin tener que arrancar y volver a plantar de nuevo, lo que reporta importantes ventajas económicas", apuntó.

Rocío Rodríguez Arcos, científica titular en el Departamento de Fitoquímica de Alimentos en el Instituto de la Grasa (CSIC), señaló que el arándano de Huelva es un producto estrella dentro de los alimentos saludables, ya que no sólo es un fruto de exquisito sabor, aroma y textura, sino también es un alimento funcional de alto valor añadido. "Estas características diferenciales pueden utilizarse como un nuevo criterio de selección de variedades y contribuyen a revalorizar este producto como uno de los sellos de identidad del sector agroalimentario de Huelva", subrayó el ponente.

María Lourdes Hernández Apaolaza, profesora titular en el Departamento de Química Agrícola y Bromatología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid expuso en su ponencia el beneficio del silicio para las plantas, especialmente cuando éstas atraviesan situaciones de estrés, tanto por ataques de insectos o enfermedades, como otros producidos por sequía, heladas y salinidad.

Luis Manuel de Avelar Camarinha Mora, representante en el área mediterránea de Legro, habló de la experiencia de su empresa en el desarrollo de un sustrato para producir arándanos al menos 6 u 8 años.

Por su parte, José María Oleaga, representante de Bynse, se refirió en su ponencia Análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data) como estrategia competitiva en Agricultura, que "la transformación digital comenzada en las empresas del sector agroalimentario parece una tendencia imparable y existen varios motivos para subir al carro de la toma de decisiones basadas en datos.

También hubo una mesa redonda, titulada El cultivo del arándano a debate, que giró en torno a aspectos como la falta de la mano de obra y la necesidad de mecanización de la cosecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios