lepe

La Guardia Civil aborta una concentración y una carrera ilegal de coches

  • Efectúa denuncias contra propietarios de 40 vehículos por conducción temeraria y por ir al volante tras consumir drogas

Dos agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil onubense. Dos agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil onubense.

Dos agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil onubense. / h. información

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Huelva, tras mantener un continuo rastreo de las redes sociales, logró obtener información acerca de una concentración de vehículos convocada por un grupo de personas, bajo una denominación concreta. Dichas convocatorias estaban teniendo gran repercusión, hasta el punto de congregar personas que asistían con sus vehículos procedentes de Portugal, Sevilla, Badajoz y de la propia provincia de Huelva.

Tras tener conocimiento el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la existencia de una convocatoria, "quedada" como en las redes sociales las denominaban, prevista para la noche del 5 de noviembre en un polígono industrial de Lepe, se recabaron datos suficientes como para disponer de un amplio operativo, con el que se intervino, identificando a los participantes en la misma, y se procedió a denunciar cuantas infracciones fueron observadas.

Estas concentraciones consisten en competiciones entre los asistentes con vehículos de gran potencia, o bien, realizan salidas desde parado, a gran velocidad a la vez que "quemaban neumáticos", produciéndose situaciones de riesgo. Los asistentes en ocasiones rodean a los vehículos arengando a los conductores mientras ejecutan este tipo de conducción. Está clara la predisposición de los participantes y asistentes a realizar todo tipo de barbaries con los vehículos, obviando las normas más elementales de circulación y seguridad vial, así como la integridad física de las personas que participan y de los propios asistentes que se encontraban presenciándolo.

El pasado sábado, en dicho polígono, llegaron a concentrarse, más de 250 vehículos y de 400 personas, que asistieron y participaron en el evento, el cual se encontraba abierto al tráfico y sin que la circulación al resto de vehículos se restringiese en modo alguno, con el consiguiente peligro.

Como resultado del amplio dispositivo, en cual participaron más de una veintena de agentes, se formularon 23 denuncias por conducción temeraria, sancionadas con 500 euros y 6 puntos al conductor del vehículo; 8 denuncias por no tener la inspección técnica en vigor, de las que 3 concretamente habían sido desfavorables por presentar defectos graves; una por conducir careciendo de seguro obligatorio el vehículo y 7 pruebas positivas por conducir el vehículo bajo los efectos de drogas, sustancias tóxicas o psicotrópicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios