El Gobierno autoriza la mejora de los regadíos en Moguer y Lucena

  • La actuación se justifica por el estado de intensa explotación del acuifero 27, a fin de favorecer la recuperación del nivel freático y mejorar la calidad de sus aguas

El Ministerio de Medio Ambiente ha formulado la declaración de impacto ambiental favorable al proyecto de mejora de los regadíos de la comunidad de regantes El Fresno de Moguer y Lucena del Puerto , que contribuirá a "evitar" la "explotación" que sufre el acuífero 27 Almonte-Marismas.

Según informó el Ministerio, el proyecto tiene como objetivo construir la infraestructura hidráulica principal que permita sustituir el sistema de riego actual, basado en la extracción de aguas subterráneas procedentes del acuífero 27, por riego con agua de origen superficial a partir del sistema de embalses Chanza-Piedras.

Para el Ejecutivo, esta actuación se justifica por el estado de "intensa explotación" del citado acuífero que alimenta al Espacio Natural de Doñana, aunque la vulnerabilidad y el alto valor ambiental de la zona, unidos a probables situaciones de precariedad e incluso emergencia hídrica, también justifican estas actuaciones contempladas en el Real Decreto 287/2006, por el que se regulan las obras de mejora y conservación de regadíos.

La declaración de impacto ambiental establece una serie de condicionantes al periodo de obras y a la posterior explotación del proyecto para garantizar la efectiva recuperación del acuífero, entre ellas, la clausura efectiva de los pozos y la supresión de todos los aprovechamientos de aguas subterráneas que no cuenten con la preceptiva concesión o derecho.

Además, marca el establecimiento por parte de las administraciones competentes de un mecanismo que garantice que, una vez que exista la disponibilidad de agua de origen superficial en una determinada parcela, no se seguirá extrayendo agua de origen subterráneo, y que el ahorro resultante de agua subterránea se acumulará y se empleará exclusivamente en la recuperación hídrica del Acuífero 27 Almonte-Marismas.

De la misma forma, no podrá aumentarse la superficie actual de riego, ni podrá ser objeto de riego ninguna parcela perteneciente a terrenos de dominio público cuyo legítimo uso sea el forestal o el tránsito ganadero, ni parcelas señaladas en el Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad) como espacios forestales a preservar.

Por otro lado, la declaración de impacto ambiental incorpora al Programa de Vigilancia Ambiental del proyecto la evaluación y seguimiento de los valores asociados a los espacios naturales situados en las proximidades del proyecto y, en particular, los hábitat y especies objeto de protección de los lugares Natura 2000: LIC/ZEPA 'Estero de Domingo Rubio'' y el LIC 'Dehesa del Estero y Montes de Moguer'.

Además, añade que, durante toda la fase de explotación del regadío, deberá efectuarse el seguimiento de la recuperación del acuífero y de los ecosistemas acuáticos e higrófilos dependientes en los espacios naturales protegidos.

Por último, para compensar la afección de las infraestructuras sobre montes públicos, se ejecutará el proyecto de medidas compensatorias y restauración ecológica y paisajística de los montes de Moguer, Madrona y Valpajoso, afectados por un incendio reciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios