La Fundación Río Tinto muestra el esplendor de Peña de Hierro

  • La antigua mina comienza una nueva etapa como parte del Parque Minero de Riotinto · El proyecto de recuperación permite visitar la corta ubicada en la cima de un cerro

La Fundación Río Tinto emprendió hace seis años la restauración de la abandonaba explotación minera de Peña de Hierro para convertirla en un patrimonio que, tras el evidente paso del tiempo, ha vuelto a resurgir con la importancia que se merece. Para ello han sido necesarios numerosos trabajos como la construcción de un muro perimetral de la corta de Peña de Hierro y adecuación medioambiental de su zona, así como la construcción de miradores, reconstrucción del edificio como centro de interpretación de visitantes, limpieza de la zona, urbanización del acceso hasta el mirador y construcción del acceso a la explotación a cielo abierto y la rehabilitación y puesta en servicio del túnel Santa María.

La ejecución de estos trabajos ha hecho posible el turismo en la zona, según resalta José María Mantecón, director de la Fundación Río Tinto. De este modo, las visitas a Peña de Hierro, no solo pretenden mostrar la inmensidad de la mina sino presentar, por un lado, los tres sistemas empleados para la extracción de cobre y azufre a partir de los minerales de pirita y calcopirita; y por otro, el nacimiento del río Tinto, considerado un ecosistema único en el mundo, según han demostrado científicos españoles del Centro de Astrobiología y científicos norteamericanos de la NASA.

La visita a la mina Peña de Hierro permitirá acceder a la corta, una explotación a cielo abierto con 12 niveles; al túnel de Santa María, una galería minera de 200 metros de longitud; al nacimiento del río Tinto, y a la zona industrial de la mina, donde se puede observar los sistemas empleados para la extracción de cobre y azufre, utilizados desde finales del siglo XIX, como son el sistema de huecos y pilares; el sistema a cielo abierto (conocido como opencast system), y el sistema de canaleo para la obtención de cáscara de cobre con el que se obtiene alrededor de un 75% de cobre puro.

Peña de Hierro, al igual que todas las demás minas del entorno, está situada en una región geológica llamada Faja Pirítica ibérica, que posee materiales de 165 millones de años, de origen volcánico y sedimentario.

Las piritas obtenidas eran extraídas para posterior tratamiento físico y químico, y llevaron a la obtención de cobre, azufre y otros polimetálicos, que posteriormente se introducían al mercado mediante transporte ferroviario a Huelva o Sevilla.

La historia de la mina de Peña de Hierro se remonta hasta la época romana, aunque su mayor productividad se encuadra a mediados del siglo XIX y comienzos del XX. Cerró en 1972, a manos de Río Tinto Patiño.

Treinta años después, la Fundación Río Tinto se hace cargo de Peña de Hierro, encargándose de la recomposición de la mina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios