almonte

Fiscal condiciona la ampliación de plazas hoteleras a la "cordura"

  • El consejero de Medio Ambiente cree que "no debe haber problemas" al duplicar la oferta hotelera que actualmente hay en Matalascañas

Un grupo de turistas accede a la recepción de uno de los establecimientos hoteleros de Matalascañas. Un grupo de turistas accede a la recepción de uno de los establecimientos hoteleros de Matalascañas.

Un grupo de turistas accede a la recepción de uno de los establecimientos hoteleros de Matalascañas. / alberto domínguez

"No tiene que haber problemas si se hace bien y con cordura". El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, se refería así a la decisión del Ayuntamiento de Almonte de aprobar un cambio en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para ampliar de forma considerable (se contempla hasta el doble) el número de plazas hoteleras que aún quedan disponibles en Matalascañas.

Fiscal aún no conoce el proyecto, pero ayer no tenía duda de que "en esta zona cada vez está adquiriendo más protagonismo el turismo de naturaleza y Doñana es un imán, visitada por más de 350.000 personas todos los años".

En este sentido, puntualizó que a la hora de llevar a cabo estos crecimientos "hay varias cuestiones que hay que tener en cuenta como la disponibilidad de agua, de terreno y hacer las cosas en un marco legal y sostenible".

Las declaraciones del consejero llegan después de que el Ayuntamiento de Almonte haya aprobado un cambio del PGOU para aumentar las plazas hoteleras disponibles en Matalascañas. Lo hizo en el último pleno, a propuesta del equipo de gobierno, con la intención de que se incremente la oferta que actualmente existe entre un 50 y un 100%, es decir, que se contempla que pueda llegar a duplicarse. En concreto, la medida consiste en la aprobación inicial del Documento de Innovación número 26 del PGOU, que acabará con las actuales limitaciones que el propio Ayuntamiento se impuso con el plan de ordenación, aún más restrictivas que la legislación sectorial andaluza, según el Consistorio. "Se da la paradoja de que la normativa andaluza permite más plazas hoteleras de las que permite nuestro propio PGOU, por lo que se hace necesario este trámite para facilitar el desarrollo hotelero en el suelo urbano hotelero que aún queda disponible en nuestro núcleo costero", explicó el primer teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Antonio Joaquín Díaz.

La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, tiene claro que "Matalascañas necesita proyectos de futuro y un impulso a la actividad turística a través de la ampliación hotelera", que es la que permitirá al núcleo costero pasar de una urbanización eminentemente residencial a eminentemente turística, "rompiendo la estacionalidad y creando empleo en el municipio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios