El Festival de Islantilla languidece en medio de una trifulca política

  • La alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca (PSOE), pone en la picota pública al ex director, Juan Labrador, después de cesarlo con la aquiescencia del alcalde de Lepe, Manuel Andrés González (PP)

Comentarios 4

El Festival Internacional de Cine Inédito de Islantilla languidece inmerso en un trepidante 'tráiler' político que le puede arrastrar por salas, plenos y juzgados. Han elegido pasar la que puede ser su última función a la hora intempestiva de la 'sesión golfa', sin luz ni taquígrafos.

El detonante de esta situación fue el cese del hasta hora director y padre de la criatura, Juan Labrador, el pasado 31 de diciembre por decisión de la alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca (PSOE), con la aquiescencia de su homólogo lepero, Manuel Andrés González (PP). La decisión paró en seco la maquinaria cinematográfica encargada de organizar la edición de 2008, la novena.

Antes, las elecciones municipales habían descabalgado al principal valedor de Labrador, el alcalde andalucista isleño, Francisco Zamudio. Su recambio, la socialista María Luisa Faneca traía bajo el brazo otra película muy distinta. El primer rollo del film contenía las cabezas cortadas (en sentido figurado, claro) de los responsables de la Mancomunidad de Islantilla encargados de rendir números y cuentas, entre ellos el gerente, Isidoro Gutiérrez. Consecuencia: la paralización de los pagos vinculados a la partida presupuestaria del Festival, 380.000 euros, con el añadido daño a los proveedores de la muestra, que no tenían firma que llevarse a su factura de cobro.

Los nuevos nombramientos del directorio mancomunado llegaron en diciembre con dos directores generales, Carlos Barbosa y Antonio Cárdenas, a los que ha cogido de lleno la polémica.

Al empezar 2008, la Mancomunidad le vio las orejas al lobo del retraso y se empezó a hablar del aplazamiento de abril a junio de la próxima edición del certamen. Hasta hoy no se conoce hombre o mujer designado para dirigirlo.

Juan Labrador cree que la muestra está "herida de muerte" y ha criticado duramente que "la política haya entrado en el cine como un elefante en una cacharrería".

Apenas a sesenta días del inicio teórico poco se sabe de su organización. Ni la alcaldesa de Isla Cristina ni el de Lepe, Manuel Andrés González, han creído oportuno anunciar nada. Según Labrador, es muy posible que "se hayan perdido ya subvenciones imprescindibles para la muestra".

Lo que sí ha estallado como un obús fueron las acusaciones de la alcaldesa isleña en sede plenaria hace una semana contra la anterior dirección, a la que puso en la picota pública y cuestionó su control presupuestario citando deudas de miles de euros, incluidas las de establecimientos hoteleros.

El PA se ha encargado de airear la desabrida intervención de Faneca, que no ha querido hablar con este periódico de su literalidad aunque una de sus portavoces cuestionó que acusara al anterior director de dejar facturas impagadas y una deuda de 380.000 euros. Los andalucistas solicitarán el acta para dar fe o carpetazo a sus palabras.

El ex alcalde Francisco Zamudio subraya que "María Luisa Faneca falta a la verdad sobre la supuesta deuda del Festival de Cine". Según Zamudio, "los 380.000 euros a los que alude son en realidad el presupuesto total", y le recuerda que "los pagos de la pasada edición los debe hacer su nuevo equipo". Zamudio asegura, como responsable que ha sido de la Mancomunidad de Islantilla, que "las siete ediciones anteriores están íntegramente saldadas y la última, la octava, que fue en abril y las elecciones en mayo, es obligación por tanto de los actuales alcaldes". Además, Zamudio reprocha a la alcaldesa que cargue contra los responsables del Festival cuando el presidente de la Mancomunidad durante la última edición era el alcalde lepero. "Yo acepto mi responsabilidad al 50% con Manuel Andrés González", afirma.

El acta del último pleno isleño está rifada. La buscan el PA y el ex director Juan Labrador para contrastar las declaraciones de Faneca y si "se confirma que me ha implicado en deudas irreales, abusos y gastos excesivos en el Hotel Confortel nos veremos en los tribunales", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios