La Feria Medieval rememora el regreso de las carabelas descubridoras

  • El recinto, que comprende dos plazas y tres calles del municipio, acogerá 126 puestos tradicionales y 10 talleres demostrativos de oficios de la época

Palos de la Frontera celebra este fin de semana la VIII Feria Medieval del Descubrimiento que involucra a la mayoría de los vecinos del municipio para revivir el ambiente que se vivió hace ahora 515 años en el puerto de la localidad durante el regreso de las carabelas Pinta y Niña, a finales del siglo XV.

El alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero, que presentó ayer estos eventos junto a la concejal de Cultura del Ayuntamiento, Teresa García, en la Diputación Provincial señaló que la población espera acoger en estos días a unas 16.000 personas.

Las principales novedades de este año son la ampliación del recinto, un incremento del número de puestos que conforman el mercado o exhibiciones de lucha medieval.

La Feria, que comenzará mañana sábado a las 12:00 horas con un gran desfile inaugural en el que participarán más de 100 figurantes, concluirá el domingo a las nueve de la noche con una 'queimada' en directo con conjuros, brujas y degustación para el público que tendrá lugar en la plaza de Juan Pablo II.

El recinto, que comprende dos plazas y tres calles que conforman todo el entorno de la iglesia parroquial de San Jorge, y en el que 40 operarios municipales han invertido cinco jornadas en su adecuación y decoración, acogerá 126 puestos tradicionales que forman el mercado medieval, 38 más que el año pasado; 10 talleres demostrativos de oficios medievales como la alfarería, la armería, la fragua, la cetrería o la piedra; espectáculos de fuego, teatro de calle, animación, y exhibiciones de lucha medieval y tiro con arco.

El grupo de teatro 'El Desván' se encargará del teatro de calle con la puesta en escena de 'El ciego y el lazarillo', 'El reclutamiento de los marineros', 'La bronca en la tasca', 'La ladrona', 'Pedro Vázquez ¿se quedó o no se quedó en Palos?', y 'el regreso de Martín Alonso Pinzón'.

Los saltinpunqui representarán otras escenas típicas del medievo como una boda, el prendimiento de una bruja, las zíngaras, la adoración de los dioses o las maravillas de las Indias.

La Casa de la Misericordia y la Casa Museo de Martín Alonso Pinzón vivirán durante el sábado y el domingo jornadas de puertas abiertas para permitir a los visitantes disfrutar de estos edificios emblemáticos. Además la casa de la Misericordia acogerá una exposición fotográfica sobre la Feria Medieval del 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios