Espinosa pide que el mercado de la UE se cierre a la pesca ilegal

  • La ministra de Agricultura y Pesca en funciones inauguró en Isla Cristina el II Seminario Internacional de Empresas Pesqueras · El consejero Saldaña apuesta por la cooperación y la protección de caladeros

De la 'guerra del fletán' en Terranova, los apresamientos en el Mar del Norte, Francia y Marruecos, las autoridades políticas españolas sacaron una conclusión: la flota no puede estar al pairo de un universo marítimo legal. Así que se organizó y entró a formar parte de un solvente entramado internacional avalado por la Unión Europea. La globalización hizo el resto.

Ahora, una década después, uno de los pueblos que más ha sufrido las inclemencias extractivas, Isla Cristina, acoge el II Seminario Internacional que reúne a más de 200 empresas (Cluster de industrias), una veintena de ministros de países en desarrollo y receptores de la flota de la UE en sus aguas con el objetivo de analizar el futuro de las empresas pesqueras ante el nuevo marco internacional de relaciones económicas". El objetivo marcado por la organización es apostar por las sociedades mixtas, la cooperación internacional, el desarrollo sostenible de los países terceros y la conservación de los caladeros.

El Seminario Internacional lo inauguró ayer la ministra de Agricultura y Pesca en funciones, Elena Espinosa, que fue tajante a la hora de manifestar la necesidad de "avanzar en la lucha contra la pesca ilegal no declarada y no regulada". La ministra expresó su confianza en que la Unión Europea se dote lo antes posible de un marco normativo que permita cerrar el mercado comunitario a todos los buques involucrados en la pesca ilegal y a todos los productos pesqueros que no estén amparados por una certificación suficiente.

Elena Espinosa justificó el apoyo del Ministerio como socio protector del Cluster en su "contribución a la creación de empleo en buques y plantas de transformación en tierra, creando riqueza y fijando a la población en sus países de origen, en el marco de una explotación sostenible de los recursos pesqueros".

La ministra señaló que los nuevos acuerdos de asociación económica establecidos por la UE desde el pasado uno de enero con los países de Africa, Caribe y Pacífico "refuerzan las expectativas del sector pesquero español en sus relaciones comerciales con el exterior". También apuntó el impulso dado por el MAPA, Exteriores, Trabajo, Asuntos Sociales y el Cluster al programa Forpex para desarrollar las escuelas de formación marítimo-pesqueras en países como Senegal, Perú y Ecuador. Se trata, dijo, de "fomentar el empleo joven, la capacitación profesional y la política de igualdad de oportunidades en el sector pesquero y acuícola".

En este sentido, citó Espinosa la puesta en servicio en 2009 de un buque de fomento y cooperación pesquera, a bordo del cual se impartirá una amplia oferta formativa. Según la ministra, el nuevo buque dará un nuevo perfil a la política de cooperación al complementar las campañas de investigación del estado de los caladeros y sus recursos que llevan a cabo en países terceros los buques españoles 'Vizconde de Eza', 'Miguel Oliver' y 'Enma Bardán', que se han convertido en "elementos de referencia indispensables para la toma de decisiones en el escenario internacional".

La inauguración del Cluster de empresas pesqueras contó con la presencia del consejero andaluz de Pesca, Isaías Pérez Saldaña; la alcaldesa de Isla Cristina, María Luisa Faneca; la conselleira de Pesca de Galicia, Carmen Gallego; y el presidente del Cluster, Ignacio Sáez y un nutrido grupo de armadores onubenses encabezados por Amador Suárez.

El consejero Saldaña aseguró en su intervención que en un mundo globalizado "no se entiende la actividad pesquera sin la protección de los caladeros", lo que debe servir para mantener a las poblaciones en su propio territorio. Saldaña dijo que "somos responsables de la conservación de los caladeros y de su preservación para generaciones futuras".

El consejero puso a Isla Cristina como ejemplo de los pueblos que miran al mar y recordó que de 600 barcos que faenaban en caladeros vecinos en 1980 hoy lo hacen un centenar. Saldaña subrayó la necesidad de "desenvolvernos en ámbitos de cooperación, a través de sociedades mixtas, y compensaciones mutuas".

Su homóloga gallega apostó también como Saldaña por la pesca sostenible.

El presidente del Cluster, Ignacio Sáez de Ibarra, recordó que esta organización nació por la necesidad de aglutinar una segunda flota abanderada en terceros países para complementar a la de pabellón comunitario que "no tiene capacidad por si sola para abastecer el mercado europeo ni la demanda de los mercados emergentes". Ibarra asegura que el Cluster contribuye a extender los estándares europeos de calidad, respeto al medio ambiente y lucha contra la pesca ilegal a la flota de terceros países. "Somos los primeros interesados en que duren los caladeros", subrayó.

El responsable de la organización defendió el abanderamiento de barcos en el extranjero, ya que, dijo, son "una necesidad de negocio, pues la potencia pesquera española es tan grande que nuestro país se quedaría prácticamente sin caladeros si no hiciese políticas de este tipo".

Por otra parte, la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, firmó dos memorandos de entendimiento sobre cooperación pesquera con Belize y la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del istmo centroamericano (Ospesca), al tiempo que suscribió una declaración de intenciones con Cabo Verde.

En la primera ponencia del Simposium, el director de Búnker y Aviación del Grupo Cepsa, Iñigo Díaz, apostó por el análisis de alternativas de transformación de la ingeniería de buques para disminuir los altos costes que el sector asume debido al aumento del precio del combustible.

La delegación ministerial concluyó su estancia en Isla Cristina con una visita al Ayuntamiento, acompañada por la alcaldesa, y a la concurrida lonja de pescado, donde fue recibida por Mariano García, patrón mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios