Emed presenta un nuevo estudio para certificar su plan para alargar la vida de la mina seis años

  • La empresa aboga por convertir los recursos mineros en reservas y con ello incrementar la explotación de los 14 a los 20 años.

Comentarios 1

Emed Tartessus, compañía minera que promueve la reapertura de la explotación de Riotinto, ha presentado este martes ante la Administración un estudio técnico elaborado por la prestigiosa ingeniería Golder Associates que vuelve a confirmar "la idoneidad de los planes para la gestión de las presas mineras de Riotinto". Según ha informado la empresa en una nota, estos planes fueron presentados a la autoridad minera en 2010 y redactados por Emed Tartessus en colaboración con Eptisa, consultora española especialista en presas. 

Con este estudio, Golder confirma que el modelo de gestión que se propone para los depósitos de estériles es el "más indicado y está dentro de las Mejores Prácticas Disponibles publicadas por la Unión Europea". Así, destaca también la mejora que suponen en cuanto al incremento del reciclaje de agua y los factores de seguridad de la operación, al tiempo que la empresa ha remarcado su compromiso con la investigación de innovaciones con potencial para alargar "la vida de la explotación". Además, se han diseñado varias líneas de innovación potencial adicionales con el objetivo de "optimizar el proyecto". Éstas habrían de ser aplicadas de manera progresiva y estarían sujetas a un proceso de ensayo durante los primeros años de producción. De esta manera se asegura que todos los procesos del proyecto son "probados y viables, tanto técnica como económicamente"

De este modo, estas innovaciones potenciales incluyen el estudio de Golders, el cual abre "interesantes" vías para la gestión del almacenamiento de estériles al proponer métodos que potencialmente vendrían a sumarse a las mejoras ya comprometidas, permitiendo "un ahorro aún más significativo de agua fresca, la posibilidad de una revegetación progresiva de las presas mientras son operadas, y un aumento significativo de la capacidad de estas sin agrandar su perímetro". Estas mejoras potenciales aumentarían la vida del proyecto al permitir el tratamiento de hasta 210 millones de toneladas de mineral, lo que significaría entorno a 20 años de explotación, frente a las 123 millones de toneladas y 14 años que comprende el proyecto actual.

En línea con este compromiso con la investigación sobre el aumento de capacidad de las presas y su rehabilitación progresiva, Emed Tartessus ha comprometido una campaña de sondeos valorada en ocho millones de euros con el objetivo de convertir recursos mineros en reservas, y con ello alargando la vida de la explotación desde los 14 a los 20 años. Este programa arrancará cuando la compañía reciba la aprobación del derecho minero.

Otro de los proyectos de investigación que serán puestos en marcha por Emed Tartessus consiste en la actualización del estudio sobre el contenido de metales preciosos en los estériles de planta almacenados en las presas y su potencialidad para ser reaprovechados. Este proceso químico necesitaría de la construcción de unas instalaciones nuevas a propósito. Esta línea de investigación y el proyecto en potencia, "si se demuestra viable y es autorizado", sería integrada en el proyecto actual una vez puesto en marcha.

Por su parte, el director general de Emed Tartessus, William Enrico, ha asegurado que desde la compañía están "encantados" de que Golders Associates haya reafirmado "independientemente" que los planes "cumplen con los estándares normativos y que cumplen con las mejores técnicas disponibles de la Unión Europea". "Estamos especialmente satisfechos de comprometernos a un programa de investigación que, si se demuestra exitoso, presente una oportunidad de alinear el interés por mejores resultados ambientales y al mismo tiempo alargar la vida de la mina", según ha concluido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios