Emed Tartessus entrega a la Junta el proyecto para reabrir la mina

  • La empresa prevé invertir un total de 211 millones de euros para un horizonte de explotación de 10 años · El plan contempla la contratación de 350 trabajadores

El proyecto para la reapertura de la mina de Riotinto ya está entregado a las administraciones andaluza y central. El plan presentado por Emed Tartessus, la filial española del grupo chipriota Emed Mining, plantea una elevada inversión de 211 millones de euros, que se sumarán a los fuertes avales sociales y medioambientales a establecer por la empresa para sacar adelante un proyecto que ya lleva años de retraso.

La empresa ya había presentado en julio de 2008 la solicitud de transmisión de los derechos mineros y un proyecto para el inicio de la actividad. Sin embargo, posteriormente la empresa desistía de la transmisión de los derechos y el consejero de Innovación de la Junta valoraba negativamente el proyecto considerando que "no incluía garantías, ni seguridad en las instalaciones, ni valor añadido". Tras ello, la empresa se comprometía a presentar una nueva documentación modificada debido a cambios tanto externos como en la entidad y la documentación era presentada ayer ante la Junta de Andalucía y el Gobierno central.

Según explicó el secretario de la Federación de Industrias y Afines de UGT, Luciano Gómez, el estudio plantea una inversión total de 211 millones de euros, con la presentación de unos avales sociales y medioambientales para el final ordenado de la actividad que se elevan a 7 y 17 millones de euros respectivamente. Asimismo, se propone la constitución de una póliza sobre las balsas mineras de entre 40 y 70 millones de euros, así como medidas para la diversificación industrial de la zona para evitar su histórica dependencia de la minería, aspectos que preocupan especialmente a la Junta de Andalucía.

Este proyecto se presenta para un horizonte de explotación de diez años, que, a juicio de UGT es "un tanto conservador, pues las reservas certificadas actualmente darían para 14 años de explotación y después de la campaña de sondeos programada podría ampliarse", hasta llegar a los 20 o 25 años.

La Junta de Andalucía tendrá ahora que estudiar el plan presentado para dar una respuesta a la empresa. Mientras tanto, UGT ha emplazado a Emed Tartessus a iniciar las negociaciones del convenio colectivo para la plantilla actual y la que tendrá en el futuro, con el objetivo de "normalizar las condiciones laborales de los trabajadores". Para UGT la presentación de este proyecto es una "buena noticia" en momentos de crisis y considera que, por las expectativas que ha generado en los vecinos de la zona, "merece los máximos esfuerzos de todos los estamentos políticos y administrativos implicados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios