Doñana perderá 10.000 hectáreas por el cambio climático

  • El sector turístico también verá reducida su actividad, según los ecologistas

El espacio natural de Doñana perderá antes de final de siglo 10.000 hectáreas de marismas como consecuencia del cambio climático, según estudios científicos manejados por Ecologistas en Acción.

Inundación de humedales por el ascenso del nivel del mar, intrusión salina, simplificación de ecosistemas y pérdida de biodiversidad son algunos de los impactos que se producirán sobre el espacio natural de Doñana. Además de los problemas sobre el espacio natural, el cambio climático afectará al sector de la pesca por el aumento de la temperatura del agua, el aumento de la salinidad y la acidificación de la misma, que perjudica de manera considerable a la reproducción de las especies presentes en el estuario del río Guadalquivir. Asimismo, el sector turístico verá reducida su actividad debido al empeoramiento de las condiciones de la zona, tanto por el aumento de temperatura, como por la pérdida del atractivo del espacio de Doñana y su entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios