Doñana no autoriza los test de la vacuna contra la mixomatosis del conejo

  • El presidente nacional de los cazadores tiene la sensación de que "no interesa que se recupere el herbívoro porque se podrían perder las subvenciones del lince"

El presidente de la Real Federación Española de Caza, Andrés Gutiérrez de Lara, ha acusado al Patronato de Doñana (actual Consejo de Participación) de no colaborar en el objetivo de la recuperación de la población de conejos en la Reserva al no autorizar que se pruebe la vacuna contra la mixomatosis, una enfermedad que ha diezmado en España, y especialmente en la Reserva de la Biosfera, la población de conejos, poniendo en peligro a especies como el lince y el águila imperial, que carecen de alimento. Gutiérrez cree que "no parece muy adecuado que siempre hayan denegado las pruebas en campo. Da la sensación de que a Doñana no le interesa que se recupere el conejo, porque entonces proliferará el lince y, en definitiva, podrían perder las subvenciones que reciben por la recuperación del lince si este felino deja de estar en extinción", acusó.

El presidente de la Real Federación Española de Caza hizo estas declaraciones en la presentación de la campaña de la media veda que se abre hoy en España y que congrega a unos 600.000 aficionados al mundo cinegético.

Ante la apertura de la media veda, Gutiérrez de Lara pidió a los cazadores que respeten la normativa de cada comunidad autónoma ya que, si esto es así, pueden "hacer un trabajo cinegético fenomenal". También, recordó que en muchas zonas hay caza de conejo, ya que en algunas áreas hay "plaga" y en otras apenas se registran ejemplares, algo que "se está investigando". Con plaga de conejos conviven en este momento áreas de Alicante y Valencia, La Rioja, Tarragona, Jaén y Córdoba, pero en otras como Huelva "apenas hay nada".

La Real Federación está desarrollando un proyecto junto al Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias, los laboratorios SYVA y la Fundación Biodiversidad, por el que están realizando pruebas en el campo de una vacuna para evitar una enfermedad que afecta a los conejos y que se conoce con el nombre de mixomatosis. En ese sentido, Gutiérrez de Lara explicó que una vez finalicen estas pruebas de campo a principios de 2009 o principios de 2010, la vacuna será enviada a la Agencia Europea del Medicamento para su eventual aprobación y una vez superado este proceso, comenzará a aplicarse de forma selectiva en áreas y poblaciones. "No se va a poner a diestro y siniestro, porque afectará a la presión alimenticia de otras especies, como el lince ibérico o el águila real, que se beneficiarán de ella al tener más cantidad de alimento", indicó.

La media veda afecta a las codornices, paloma bravía y tórtola común y en algunas zonas a paloma torcaz o el conejo en caso de descaste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios