contratos

La Diputación pone en marcha su Plan Extraordinario de Empleo 2018

  • La institución enfoca por quinta vez un proyecto para situaciones de vulnerabilidad social

La diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez. La diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez.

La diputada de Bienestar Social, Aurora Vélez. / m.g.

La Diputación de Huelva ha puesto en marcha por quinto año consecutivo su Plan Extraordinario de Empleo para Situaciones de Vulnerabilidad Social Sobrevenida 2018 tras la publicación de las bases en el Boletín Oficial de la Provincia el pasado 2 de enero y que al día siguiente comenzara el plazo de presentación de solicitudes.

Como novedades más destacadas de este año figuran la obligatoriedad de que las contrataciones se realicen por periodos comprendidos entre dos meses, como mínimo, y medio año de duración; a diferencia del anterior ejercicio, en el que los ayuntamientos pudieron contratar por un periodo mínimo de un mes y máximo de seis. También, la imposibilidad de que las entidades locales beneficiarias puedan serlo, por el mismo concepto y período de contratación, de cualquier otra subvención o ayuda procedente de otras áreas o servicios de la institución provincial, según detalló la Diputación.

Podrán acogerse al programa los municipios menores a 20.000 habitantes

Dotado con un millón de euros, financiados con cargo al presupuesto del Área de Bienestar Social de Diputación, a este programa especial contra la vulnerabilidad y la exclusión social pueden adherirse los 72 ayuntamientos de la provincia menores de 20.000 habitantes, que son los encargados de realizar las contrataciones, previa valoración y estudio de las personas beneficiarias por parte de los Servicios Sociales Comunitarios de la institución provincial. El próximo 30 de enero se cierra el plazo de adhesión al programa, en el que el año pasado participaron la totalidad de municipios que podían hacerlo.

Dotar a la población con dificultades sociales de la posibilidad de acceso al mercado laboral y facilitar recursos a familias con problemáticas socioeconómicas para evitar la exclusión social, son los objetivos fundamentales de este programa, destinado a personas desempleadas de larga duración, familias en procesos inminentes de desahucios, personas que no pueden hacer frente al gasto de vivienda, familias monoparentales en desempleo y sin redes sociales de apoyo, familias empobrecidas con menores, familias de origen inmigrante en cualquiera de las situaciones anteriores, jóvenes en paro y mujeres víctimas de violencia de género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios