mazagón

Denuncian dos presuntas estafas por más de 60.000 euros en cursos de buceo

  • Los padres de un joven de Mazagón se ven obligados a solicitar un préstamo por esa cantidad, al cual tienen ahora que hacer frente sin que el denunciante haya obtenido la capacitación necesaria

El joven con su letrada que sostiene la denuncia interpuesta por una presunta estafa. El joven con su letrada que sostiene la denuncia interpuesta por una presunta estafa.

El joven con su letrada que sostiene la denuncia interpuesta por una presunta estafa. / jordi landero

Adrián Rodríguez Macías, un joven onubense de 21 años de edad, denunció haber sido objeto de una presunta estafa que ha truncado tanto sus ilusiones laborales como su futuro profesional, tras haber pagado 21.000 euros por formarse como instructor de buceo, una titulación que posee tras haber abonado dicha cuantía económica, si bien reconoce no contar con la preparación ni la formación necesarias para ello por no haber recibido nunca los cursos. Dicha situación, asegura el propio joven, también está influyendo en la capacidad económica de su familia, ya que según su relato sus padres se vieron obligados a solicitar un préstamo por tal cantidad, al cual tienen ahora que hacer frente sin que Adrián haya obtenido la capacitación necesaria, y para la que abonó los 21.000 euros a la escuela de buceo Scuba Deep Drive con sede en Mazagón. Unos hechos que le llevaron a interponer una denuncia ante la Jefatura de la Policía Nacional de Huelva el pasado tres de marzo.

El calvario de Adrián y su familia comenzó cuando debido al interés del joven por obtener la titulación oficial de instructor de buceo para labrarse un futuro profesional en dicha materia, le llevó a conocer al responsable de dicha escuela de Mazagón, quien según alega en la denuncia, a la que ha tenido acceso Huelva Información, "supuestamente era certificador de instructores la SSI (Scuba Schools International)" así como poseía "múltiples títulos de instrucción a Cuerpos del Estado" y era training instructor (la máxima titulación oficial internacional a la que puede aspirar un instructor de buceo).

En vista de la preparación, estudios y títulos de dicha persona, Adrián decide comenzar las clases de buceo con él para convertirse en instructor de buceo con titulación oficial. Con el paso del tiempo, relata el joven en su denuncia, recibió "23 especialidades", entre ellas "buceo en pecio, con tiburones o guía", por las cuales tuvo que abonar "cerca de 21.000 euros, debiéndosele además la cantidad de 5.000 euros".

Dado que tal cantidad de dinero consideramos que "era brutal", alega en la denuncia, la madre del joven onubense comenzó a "investigar sobre si era lícito que cobrase esas cantidades, descubriendo que el responsable de la escuela de Mazagón en realidad lleva tan solo dos años de instructor, y que el más caro de los instructores te forma como tal por 5.000 euros".

En otro apartado de la denuncia Adrián señala que "la poca ética de esta persona le ha llevado a impartirle cursos que poco o nada tienen que ver con la obtención del título de instructor", y que tras pagar tal cantidad de dinero, el denunciado "ha procedido finalmente a regalarle los títulos de instructor de Snorkel, Dive Máster y Ecología de los Tiburones, entre otros". Igualmente señala que tras contactar con responsables de la SSI, ha podido "tener conocimiento" de que "esta persona no dispone de la titulación de los cursos que imparte". Finalmente la denuncia subraya que hay más personas afectadas por esta situación, y que de los pagos que ha realizado "no se le han dado facturas".

En un escrito adjunto a la denuncia Adrián alega que realmente dicho centro de buceo "no existe", así como que es "totalmente falso" que sea, como le aseguró, "la máxima autoridad de la SSI en lo que a formación de instructores se refiere", así como también es "totalmente falso" que sea "training instructor y certificador de la SSI, entre otras muchas titulaciones", como "he podido verificar", acusándolo en este sentido de haber "suplantado la identidad de un instructor de instructores, sin serlo, tras haber sido verificado por centros oficiales de la SSI".

En su escrito, el denunciante también acusa al responsable de la escuela de "tener las claves de mi ordenador con acceso privado sin mi consentimiento", por lo que "manipuló a su antojo, rellenando datos" en documentos de la SSI "que solo el que realizaba el curso tenía que rellenar".

El responsable de dicha escuela de buceo también fue denunciado por otro joven de Sevilla, Fernando Manuel Ternero Álvarez-Ossorio (30 años), quien en su denuncia, a la que también ha tenido acceso este periódico, afirma haber sido víctima de la misma presunta estafa, aunque por una cantidad de dinero mucho más elevada y que supera los 40.000 euros.

Maite Largo, la abogada que se ha hecho cargo de ambas denuncias, cuyos procedimientos se van a acumular en Huelva pese a que la segunda fue interpuesta en Sevilla, ha asegurado a Huelva Información que "existen otros casos en España", y que jurídicamente "se ha iniciado la instrucción de la causa", por lo que en estos momentos "estamos recopilando datos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios