Denuncian el desvío de subvenciones en el Museo Marino

  • El Ayuntamiento aprecia supuestas irregularidades en contratos que vinculan a la Junta y la sociedad Parque Dunar

Tan sólo una semana después de que la Fundación Doñana 21 haya pedido la convocatoria "urgente e inaplazable" de la Junta General de Socios de la empresa Parque Dunar S.L a efectos de proceder a la "extinción" de dicha entidad pública que explota el Museo del Mundo Marino de Matalascañas, la presidenta del ente y concejala del PP en Almonte, Fátima Pérez, ha interpuesto una denuncia por supuestos delitos penales de falsedad documental, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y fraude en la contratación.

El equipo de gobierno popular ya alegó que detrás de "las prisas" por finiquitar la empresa "se esconde el interés del PSOE de evitar que la entidad sea investigada", lo que ha precipitado la presentación de esta denuncia cursada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de La Palma del Condado.

La edil pide que la instrucción se abra contra todo el arco de personas que intervinieron de un modo u otro en la gestión del supuesto desvío de subvenciones, tanto por parte de la Consejería de Medio Ambiente como de los miembros colegiados de la sociedad Parque Dunar y la Fundación Doñana 21.

Los hechos se remontan al 7 de agosto de 2002 cuando se suscribe entre el Parque Dunar e Ingeniaqued S.A. un Concierto para la Gestión Integral del Funcionamiento y Explotación del Museo del Mundo Marino". Esta empresa montó a su vez una entidad mercantil, Demostrado S.L., que se encargaría de esta gestión, finalizando la relación contractual el 31 de diciembre de 2005, en que la encomienda de gestión del Museo volvería a manos de la empresa pública, participada al 50% por la Fundación Doñana 21 y el Ayuntamiento de Almonte.

Sin embargo, en 2007 se reclaman unas cantidades pendientes de liquidar. Según sustenta la denuncia, de cara a sortear la obligación de tener que sacar los servicios a licitación pública, tal como exigía la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, "se fraccionó la deuda de 90.000 euros a través de tres expedientes de 30.000 euros, al objeto de efectuar adjudicaciones directas".

En concreto se hablaban de tres convenios, uno con el Museo y la Sociedad Parque Dunar, sobre difusión del complejo cultura; otro con la Fundación Doñana 21, relativo al diseño y planeamiento del bosque solar; y un tercero con la consejería para la reforma y actualización de la página web. Todas ellas subvenciones con las que supuestamente se trataban de saldar las deudas contraídas, si bien para lo cual se llevó a cabo unas operaciones supuestamente ilícitas que implicaba desvío de subvenciones y abonos por servicios que no se prestaron.

Para los populares los supuestos delitos cometidos en la gestión del Museo del Mundo Marino "ponen bajo sospecha" el modelo de desarrollo sostenible del PSOE en la Junta de Andalucía en lo que respecta al entorno de Doñana en los últimos veinte años". Así se pronunciaba el portavoz del grupo en el Ayuntamiento, José Joaquín de la Torre, quien justificaba la denuncia en "el compromiso adquirido con los ciudadanos" de poner frente a la justicia cualquier irregularidad que pudieran hallar en la gestión de los poderes públicos. Además, el edil avanzó que de gobernar el PP en Andalucía extenderán este examen a entidades pública como "la Fundación Doñana 21 y el Centro Andaluz de Formación Medioambiental para el Desarrollo Sostenible (Formades).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios