patrimonio histórico

Cultura presenta en 2017 una docena de sanciones relacionadas con patrimonio

  • La Delegación y Seprona refrendan su colaboración para la conservación y vigilancia en Huelva

Reunión de la delegada de Cultura con mandos de la Guardia Civil. Reunión de la delegada de Cultura con mandos de la Guardia Civil.

Reunión de la delegada de Cultura con mandos de la Guardia Civil. / h. información

La Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han reafirmado su compromiso de colaboración para la protección del patrimonio histórico de la provincia de Huelva, que el pasado año logró que se iniciaran 27 actuaciones en ámbito sancionador, penal y de exigencia del deber de conservación, dentro del Servicio de Bienes Culturales de la Delegación.

De ellos, 12 fueron expedientes sancionadores administrativos, todos ellos concluidos con sanciones firmes, 13 actuaciones previas, la mayoría en activo con exigencia del deber de conservación y dos actuaciones previas remitidas al juzgado, informó ayer la Junta en una nota.

En una reunión reciente entre la delegada territorial, Natalia Santos; el teniente jefe del Seprona en Huelva, Gregorio Antonio Salgado, y el sargento de Comandancia de Huelva, Sebastián Contreras, se realizó balance de las actuaciones llevadas a cabo en 2017.

Entre las principales actuaciones desde 2016, fruto de la colaboración entre el Servicio de Bienes Culturales y el Seprona, se encuentra la de la ciudad hispanorromana de Turóbriga en Aroche donde, tras la denuncia de la arqueóloga municipal en diciembre de 2016, se constató que se habían producido diversos movimientos de tierra realizados con azadones.

En enero de 2017 se inspeccionó el Paraje de la Morañina, en Bollullos Par del Condado, tras el aviso de un vecino de la zona alertando de la aparición de una gran cantidad de elementos cerámicos y constructivos tras el arado de la zona. Derivado de este hallazgo casual, se realizó una prospección y excavación arqueológicas que puso de manifiesto un importante asentamiento medieval islámico.

En abril se efectuó una visita de inspección a la Fuente Vieja de Huelva para comprobar el resultado de actos vandálicos. En noviembre se comunicó a la Delegación la realización de movimientos de tierra con maquinaria en la zona del yacimiento arqueológico Los Bogeos en Bonares. Además, desde finales de año se vigila y protegen los restos arqueológicos aparecidos cerca del yacimiento subacuático de Matagrana en El Rompido.

Por último, a principios de este año y tras la denuncia del director de la excavación arqueológica de Cortalago, en Minas de Riotinto, en zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC), se pudo comprobar la realización de medio centenar de agujeros por todo el yacimiento. La pérdida del registro arqueológico en este contexto y en un yacimiento Bien de Interés Cultural supone una infracción muy grave contra el patrimonio histórico, siendo una de las prioridades de los investigadores del Seprona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios