Crece la tensión pesquera con Portugal tras el apresamiento de dos barcos

  • Los armadores dicen que las dos embarcaciones están acogidas al convenio hispano-luso y tienen licencia en regla · El 'Nuevo Mari Tere y Carrillo' y el 'Hermanos Mora Martín' han pagado sanciones y perdido la carga

Comentarios 5

El presidente de la Asociación de Armadores de Punta del Moral, Alonso Abreu, dijo ayer que se está estudiando la posibilidad de adoptar "medidas legales y abrir un procedimiento judicial contra las autoridades marítimas portuguesas ante el incumplimiento por parte de éstas del acuerdo pesquero bilateral firmado por ambos países en 2002", que, recordó, se encuentra "prorrogado" y pendiente de ser negociado de nuevo entre ambos países a finales de este año para su "mejora y renovación".

Armadores y pescadores españoles están preocupados tras el doble apresamiento en una semana de dos barcos con base en Punta del Moral (Ayamonte) e Isla Cristina.

Al acuerdo hispano-luso están acogidas nueve embarcaciones andaluzas, todas con puerto de abrigo en Punta del Moral e Isla Cristina y, por tanto, con licencia para faenar en aguas portuguesas, y entre las que, según sus palabras, se encuentran los dos pesqueros apresados en los últimos días por patrulleras lusas: el Nuevo Mari Tere y Carrillo, con base en Isla Cristina, que tuvo que pasar una noche la pasada semana en el puerto de Portimao, y el Hermanos Mora Martín, de Punta del Moral, el cual quedó en libertad tras pagar la sanción correspondiente.

Según Abreu, "pese a cumplir las condiciones de pesca pactadas en dicho acuerdo bilateral, ambas embarcaciones han sido apresadas mientras faenaban y a las mismas se les ha aplicado por parte de las autoridades marítimas portuguesas un reglamento al que no deben acogerse como es el de pesca interno de Portugal, y no el del acuerdo hispano-luso".

Para Abreu, las inspecciones que está realizando la Policía portuguesa en los últimos días están siendo "muy exhaustivas", además de estar cometiendo una "ilegalidad manifiesta" ya que, según ha narrado, apresan a las embarcaciones españolas, las trasladan a puerto, les requisan la mercancía y la "venden ilegalmente" en lonjas portuguesas, quedándose con las ganancias, y finalmente les imponen una sanción.

Según Abreu, el asunto ha sido ya puesto en conocimiento del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España "al objeto de que se dé una llamada de atención a las autoridades portuguesas", así como de Bruselas, "desde donde nos consta que ya se ha hecho".

El pesquero Nuevo Mari Tere Carrillo fue liberado el pasado martes por la noche tras varias horas de gestiones y tras satisfacer los 600 euros impuestos como sanción y entregar todas las capturas de la jornada, valoradas en más de 1.000 euros. Dicha embarcación fue retenida acusada de pescar por encima de los límites de captura.

De esta forma, el barco pudo volver a faenar, aunque sus responsables sostienen que trabajaba dentro de los límites legales de capturas, al haber sido apresado aplicándole una norma en función del porcentaje de pesca que tenían en el barco en el momento de ser abordado por los agentes portugueses, "cuando la inspección debe hacerse cuando se desembarca la pesca".

El barco permaneció custodiado en el puerto portugués de Portimao hasta su liberación, de la misma forma que el pasado viernes fue capturado el Hermanos Martín Mora, acusado de faenar con artes ilegales, por lo que fue sancionado con 500 euros.

El presidente de la Asociación de armadores de Punta del Moral lamentó el trato recibido por el pesquero, así como por los pescadores españoles cuando tienen problemas en aguas de Portugal, "muy distinto al que se da a los portugueses en aguas españolas". Y es que, según sus palabras, "es un trato amenazante, se utiliza en ocasiones una excesiva presión y a veces llevan a los barcos a puerto a punta de metralleta".

La Asociación de Armadores de Punta del Moral también ha incidido en la necesidad de que mantengan una reunión las autoridades portuguesas y españolas al objeto de evitar "nuevos apresamientos" de pesqueros onubenses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios