Condenan al Ayuntamiento a cerrar un bar y a que proceda a su insonorización

  • En un principio, el Consistorio había desestimado las quejas de los vecinos

El Ayuntamiento de Ayamonte ha sido condenado a cerrar un bar denunciado por sus ruidos, a controlar que sea insonorizado de forma adecuada y, una vez hecho, a vigilar que cumpla los horarios de apertura de forma que "permita el adecuado descanso a los vecinos". La sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo 2 de Huelva, a la que ha tenido acceso Efe, anula una resolución de la junta de gobierno municipal de 4 de febrero de 2005, que desestimó las quejas de los vecinos afectados y afirmó que "la licencia de apertura y el desarrollo de la actividad del bar cumplen la legalidad vigente".

La asociación Juristas contra el Ruido de Andalucía, que llevó el caso a los tribunales, ha informado a Efe de que la sentencia obliga al Ayuntamiento a cerrar el local y vigilar que, en el plazo máximo de seis meses, se lleven a cabo una serie de medidas de acondicionamiento.

En contra de la afirmación municipal, el juez recoge que el bar no cumple el reglamento contra la Contaminación Acústica en Andalucía, según se deduce de los informes aportados por los denunciantes, por el Defensor del Pueblo y por un perito enviado por el propio juzgado. Así, según la sentencia, el local figura como un "bar sin música" y no cumple las medidas de aislamiento a ruidos de impacto, aislamiento acústico y de fachadas.

Por ello, el juez dice que el Consistorio "deberá vigilar el estricto cumplimiento de los horarios de apertura y cierre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios