Coag rechaza la nueva OCM del Vino porque liberaliza el sector en 2015

  • La organización estima que la superficie se reducirá al 50% en la comarca

Para COAG Huelva, la nueva Organización Común de Mercado del vino (OCM) es una reforma "engañosa y contradictoria". Pues de un lado, se arbitran nuevas ayudas para el arranque de viñedo y de otro en 2015 se liberaliza el sector. La organización estima "determinante" la liberalización del sector para el futuro a corto y medio plazo del viñedo del Condado de Huelva. Y afirma que con esta medida "se consolida la actual tendencia al desmantelamiento de las políticas agrarias comunitarias".

Para COAG Huelva la liberalización del sector "supondrá, sin duda, la pérdida de valor de patrimonio que supone hasta la fecha la posesión de los derechos de viñedo".

Sin embargo, considera "positivo" la posibilidad de acogerse a la medida de arranque, ya que en el viñedo del Condado de Huelva predominan los propietarios con una media de edad superior a los 55 años, a lo que se ha de sumar el hecho de no existir relevo generacional. Las ayudas al arranque se establecerán en los tres primeros años de aplicación de la reforma, para un total de 175.000 hectáreas de viñedo y como novedad permitirá la inclusión de esta superficie dentro del régimen de ayudas de 'pago único', con un valor estimado del derecho de ayuda fijado en 300 euros por hectárea. Tan sólo a raíz de estas dos medidas (ayuda al arranque y liberalización), en una primera valoración de COAG Huelva, se estima que "en el Condado de Huelva se reducirá la superficie actual de viñedo en un 50%".

Otras de las medidas que se adoptan con la reciente reforma, es la permisibilidad de añadir azúcar al vino de forma artificial, práctica conocida como chaptalización, y de la que COAG siempre ha defendido su prohibición. En el Condado de Huelva "esta medida conllevará que un potencial destino de nuestros mostos, se vea gravemente perjudicado".

Cabe destacar que las modificaciones que se establecerán en materia de ayudas a las destilaciones, cuyo periodo de vigencia se establece para los primeros cuatro años de la reforma y su desaparición posterior. Con respecto a éstas, la medida que más afectará al Condado será "la referente a la destilación de usos boca, cuya principal novedad consiste en la forma de acceso a estas ayudas", explica la organización. Con la reforma se establece que la ayuda a usos boca será una ayuda directa al agricultor, medida que COAG Huelva valora como "positiva", si bien el condicionante de establecer un contrato previo con el destilador hace que, una vez más, el agricultor quede en manos de la industria, ya que en función de la relación contractual que se establezca destilador- viticultor este cobrará o no la ayuda, y en mayor o menor cuantía.

Por último para COAG Huelva, el objetivo fundamental de la OCM debe ser "el mantenimiento y mejora de la renta del productor, preservar el modelo vitivinícola comunitario y ofrecer unos productos de calidad a los consumidores, objetivos que no se conseguirán con una OCM pensada sólo para grandes grupos industriales vitivinícolas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios