Club de Doñana denunciará ante la UE la instalación de parques eólicos marinos

  • La organización considera que estas instalaciones tendrán un "gravísimo" impacto ambiental, así como también visual, sonoro y estético

El Club de Doñana, organismo conformado por ex miembros del antiguo Patronato de Doñana, denunciará ante la Unión Europea (UE) la instalación proyectada de diversos parques eólicos marinos frente a las costas onubenses y gaditanas, por considerar "gravísimo y negativo" su impacto ambiental al entorno natural de la zona, conformado por el Paraje Marismas del Odiel, las Lagunas de las Madres en Palos de la Frontera y Moguer o la zona de Doñana próxima a Mazagón.

Según informó el promotor del Club de Doñana, Jesús Vozmediano, dicha organización se va a dirigir en los próximos días a la UE para denunciar la presunta vulneración de Directivas Europeas, entre otras la Directiva Hábitats, las Directivas de Evaluación de Impacto Ambiental, así como a las Secretarías de diversos Convenios Internacionales.

Así, según explicó Vozmediano, las zonas húmedas que se verían afectadas están incluidas en varios de estos convenios, como las Marismas del Odiel en el Convenio de Ramsar y Reserva de la Biosfera, o Doñana, que está en el Convenio de Ramsar, es Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera por la Unesco.

De igual modo, el Club de Doñana va a exigir que, al amparo de la Ley 27/2006, que regula los derechos de acceso a la información, de participación pública y acceso a la justicia en materia de medio ambiente, se le envíe al Club toda la información existente en poder de la Junta de Andalucía sobre el proyecto de instalación de parques eólicos marinos en la costa onubense y los estudios de impacto ambiental realizados.

Impacto sonoro, visual y estético

En esta línea, la entidad indicó que gran parte del litoral de ambas provincias se encuentra protegido, precisamente por su elevada diversidad de vida, por el valor de sus especies de aves o por sus playas. Asimismo, al impacto ambiental se le ha de sumar, a su juicio, un "grave" impacto sonoro, visual y estético que afectará a la calidad de vida de los residentes en la costa y al turismo, "dado el tamaño de las decenas de torres que se tienen que instalar a lo largo de la costa, de unos 90 metros de altura cada una".

Por otro lado, el Club de Doñana anunció que apoyará a las asociaciones del núcleo costero de Mazagón, agrupadas en la Plataforma Mazagón Verde-Puerta de Doñana, a Agadén y a los distintos ayuntamientos como los de Tarifa y Vejer (Cádiz), entre otros, así como también a las asociaciones que luchen en contra los parques eólicos marinos.

Finalmente, la entidad mostró su "extrañeza" porque el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, la Estación Biológica de Doñana y la Consejería de Medio Ambiente no se hayan manifestado públicamente en contra de estos proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios