El Chare de la Sierra aliviará de pacientes al hospital de Riotinto

  • El centro hospitalario de la comarca minera trabajará en coordinación con el de Alta Resolución y Especialidades atendiendo al nuevo diseño asistencial

El Centro Hospitalario de Alta Resolución y Especialidades de la Sierra (Chare), que se ubicará en Aracena y cuyas obras de construcción se iniciarán en los primeros meses de 2008, servirá para descongestionar la atención sanitaria que presta el hospital de Riotinto desde el año 1984.

El hospital comarcal es uno de los centros de especialidades que forman parte del Sistema Sanitario Público Andaluz y que a su vez se incluye en la red de hospitales del Servicio Andaluz de Salud y cuenta con docencia para la formación en Medicina Familiar de médicos internos residentes (MIR). En él trabaja un equipo de más de 550 profesionales de plantilla que presta atención sanitaria a una población de referencia de 74.500 habitantes del Área Hospitalaria Norte de la provincia de Huelva, repartidos entre las comarcas del Andévalo, Cuenca Minera y Sierra. Cuenta con 111 camas de hospitalización, una Unidad de Cuidados Críticos (UCI) con 5 camas, 4 quirófanos (con una sala de reanimación con 5 camas), 5 camas para Hospital de Día, 29 salas de consultas de Especialidades con 16 especialidades, y una sala de observación de Urgencias, con 7 camas.

Una vez que entre en funcionamiento del Chare, el hospital de Riotinto trabajará coordinadamente con el centro de la Sierra, atendiendo a los nuevos procesos asistenciales diseñados en la sanidad, según ha señalado su director Alfonso Haya.

Mientras tanto, el hospital de Riotinto sigue desarrollando sus programas de asistencia sanitaria e incorporando nuevas prestaciones y técnicas avanzadas. Así, recientemente ha incorporado un aparato diagnóstico de última generación, un Tac multicorte, que supone un salto cualitativo en la asistencia que se presta en el centro hospitalario y que evitará la realización de pruebas invasivas en el caso de exploraciones vasculares o endoscópicas. El aparto permite la obtención de imágenes en tres dimensiones, la reducción en el tiempo de exposición y la posibilidad previa de planear los procedimientos neumológicos, cardiológicos, gastrointestinales o quirúrgicos.

Unos 2.500 usuarios de la Sierra, Cuenca Minera y el Andévalo onubenses se beneficiarán al año de este moderno aparato, que se encuentra ubicado en el área de Radiodiagnóstico del hospital y su funcionamiento estará a cargo de un total de cinco especialistas.

La puesta en marcha de este nuevo tomógrafo se enmarca en el proceso de renovación tecnológica. En este sentido, el centro también ha destinado este año 700.000 euros más a la adquisición de otros equipos electromédicos para perfeccionar los diagnósticos médicos, entre los que se encuentran dos ecógrafos y un ecocardiógrafo.

En el capítulo de modernización del centro se encuadra su inclusión en el Proyecto Saltés, una novedosa iniciativa a nivel provincial que consiste en la digitalización de las pruebas radiológicas y su incorporación posterior a la historia única de salud del paciente, facilitando su acceso a todos los profesionales que requieran esta información.

La finalidad de este proyecto no sólo es la mejora en la calidad de la asistencia a los ciudadanos, sino también en la labor de los profesionales sanitarios, puesto que disminuye la repetición de los estudios y la exposición a la radiación, evita desplazamientos para el paciente y favorece el conocimiento de la historia clínica de forma inmediata, además de lograr un mayor respeto por el medio ambiente al eliminar las placas y productos usados tradicionalmente para el revelado de las imágenes.

Con el Proyecto Saltés, el hospital de Riotinto ofrece todas las pruebas diagnósticas que se realizan en el centro en formato digital, de manera que estén disponibles para todos los profesionales, tanto de atención primaria como especializada, que hayan solicitado estos estudios.

La implantación definitiva y completa de la historia de salud digital en el centro, que se encuentra en curso, es también muy importante para poder asignar un número de historia única de cada paciente, de forma que éste disponga siempre de todas sus pruebas e informes en un mismo archivo.

El hospital minero se sometió en 2005 a obras de mejora en el área de Ginecología, que supusieron su ampliación con un espacio asistencial más. Ese mismo año, también inauguró la Unidad de Oncología y el Hospital de Día, dos recursos que permiten a los pacientes oncológicos someterse a pruebas y tratamientos sin necesidad de desplazarse a la capital. Se trata de una iniciativa incluida en el Plan Integral de Oncología de la Consejería de Salud de la Junta.

En 2006, el SAS renovó y dotó de nuevo equipamiento tecnológico a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital, que dispone de 400 metros cuadrados de superficie, donde se distribuyen cinco camas, una sala para la implantación de los marcapasos, monitorización centralizada para el control y seguimiento de los pacientes, grúas de movilización y otras estancias como la farmacia, el almacén y los despachos. Para los próximos meses están prevista la ampliación del servicio de Urgencias y la construcción del nuevo edificio de administración para el hospital y el Distrito Sierra de Huelva-Andévalo Central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios