ayamonte

Carmelo Tortosa, 'estrella Michelin' de la peluquería onubense

  • Ha logrado su segunda Q de The Qhair, que avala la calidad y excelencia de su trabajo

Carmelo Tortosa en pleno trabajo en su peluquería. Carmelo Tortosa en pleno trabajo en su peluquería.

Carmelo Tortosa en pleno trabajo en su peluquería. / j. landero.

Su pasión son los acordes y, de hecho, su sueño siempre fue ser músico y cantante. Pero en principio la necesidad, y posteriormente sus inquietudes artísticas, hicieron que Carmelo Tortosa (51 años), un vecino de Ayamonte que regenta El patio del barbero en pleno centro de dicha localidad, lleve ya dedicados 32 años de su vida a la peluquería, donde cosecha éxitos desde hace ya bastante tiempo, algunos de ellos incluso a nivel internacional.

El último gran logro de este reconocido profesional ayamontino ha vuelto a apuntalarlo en la élite nacional del mundo de la peluquería. Y es que tres años después, Carmelo Tortosa ha conseguido su segunda Q de The Qhair, un reconocimiento que avala la calidad y excelencia de su trabajo y que, trasladado al mundo de la restauración, es equiparable a las Estrellas Michelin que obtienen los más distinguidos gastrónomos.

Si la primera Q obtenida por Carmelo Tortosa hace tres años distingue la calidad y excelencia de su trabajo, la lograda en esta ocasión viene acompañada de una estrella, que valora además lo que en el mundo de la peluquería se conoce como Global salon, reconociendo entre otras cuestiones que en su establecimiento se ofrecen todo tipo de servicios relacionados con la peluquería, que su gestión está totalmente informatizada, su apuesta por la responsabilidad social corporativa en materia de recursos humanos, la innovación y trascendencia de su trabajo a la hora de marcar tendencias, o su creatividad plasmada en el diseño y creación de colecciones.

Por el momento se trata del único peluquero onubense que cuenta con dichos reconocimientos, a los que se une que muchas de sus colecciones "han dado ya la vuelta al mundo", según afirma el propio Tortosa, viajando a través de revistas muy especializadas a países como Inglaterra, Italia, Rusia, Ucrania o Portugal, entre otros. De igual modo sus cortes y peinados masculinos, tanto en niños como en adolescentes y adultos, han sido ya portada en dos ocasiones en las mejores revistas especializadas de Estados Unidos, además de mejor portada del año 2016 en la revista dedicada al mundo de la peluquería más influyente de España, Peluquerías. El año pasado Carmelo Tortosa también fue finalista en España del American Crew de la Alls Challenger, que suma el conjunto formado por la fotografía, el corte del pelo, y la presentación del trabajo y del modelo. Igualmente, este inquieto peluquero ayamontino viaja continuamente por toda España para participar (en algunas ocasiones), o ser jurado (en otras), en las más importantes batallas de barberos que se celebran por toda la geografía nacional.

No obstante, y al margen de todos estos reconocimientos, esta auténtica estrella Michelín de la peluquería onubense, asegura que las claves de su trabajo se encuentran en la investigación continua del cabello. Y es que "conocer el cabello mejor que el resto es lo que realmente te distingue como peluquero". Para ello utiliza diariamente a sus clientes, a los que cariñosamente denomina "mis conejillos de indias", ya que a la vez que les hace un buen corte de pelo, estudia la dirección y densidad del cabello, hacia donde dirigirlo, cómo contexturizarlo o cómo ajustar el corte a cada cara, color de piel o forma del cráneo. "Sin darse cuenta de todo esto -añade- el cliente al final consigue lo que viene buscando, que no es más que un corte de pelo con el que se sienta a gusto y que sea cómodo y fácil de peinar".

Otro de los secretos de su éxito está, según señala el propio Tortosa, en el empleo casi exclusivo de sus manos y sus tijeras a la hora de hacer un corte, huyendo de las cada vez más usadas máquinas, aparatos o maquinillas en el mundo de la peluquería masculina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios