Carlos Sánchez pide un referéndum sobre la privatización del servicio

  • El equipo de Gobierno recuerda la quiebra de la Mancomunidad de Caminos dirigida por el PSOE

La entidad supramunicipal aglutina a trece municipios: Almonte, Bonares, Chucena, Escacena, Manzanilla, Paterna, Villalba y Villarrasa, todos ellos gobernados por socialista. A ellos hay que sumar Niebla (PA), Lucena, (Independientes) y La Palma del Condado (PP) y Bollullos (PP y no adscritos). Como era de prever los alcaldes socialistas consultados descartan tajantemente seguir el mismo camino, si bien el resto mantiene una actitud expectante y asegura que mirarán con lupa el resultado de esta aventura en solitario. Es más, estas fuentes incluso no descartan seguir el mismo camino trazado por Bollullos si se constata que económicamente es ventajoso para las arcas municipales y, a la misma vez, el precio que paga el usuario no dista del que abonan estando en la Mancomunidad. Es precisamente esta la razón por la cual los partidos políticos dan tanta importancia a esta batalla.

Sánchez defiende que en todo este proceso municipal subyace el objetivo "de hacer negocio con el agua, logrando liquidez inmediata para las arcas municipales y fijando un canon anual de 130.000 euros, que le permitirá la posibilidad de solicitar anticipos a cuenta". Con todo lo enunciado el edil socialista también ha conminado al equipo de Gobierno a realizar un referéndum con carácter vinculante para medir la voluntad de la ciudadanía ya que "en ninguno de los programas electorales de los que ahora nos gobierna recogía esta privatización". Precisamente, los socialistas cuentan con encuestas en las que el 76,5% de los usuarios afirma que la gestión del agua debe realizarse desde un organismo público, mientras un 64% valora de forma positiva la gestión de Aguas del Condado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios