La Campiña-Sur estudia poder captar agua a través del Fresno

  • El objetivo es abastecer a las zonas de Rociana y Almonte que se quedarán sin agua de riego

La Comunidad de Regantes Campiña-Sur ha comenzado a trabajar para perfilar y dar forma al proyecto que permitirá que los terrenos agrícolas de Rociana y Almonte puedan abastecerse del caudal impulsado a través del Fresno. Concretamente el presidente de la Comunidad, Eulogio Romero, su tesorero Manuel Picón y el técnico Rafael López visitaron las instalaciones de la Comunidad de Regantes del Fresno en compañía de su presidente Ángel Gorostidi y la técnico Raquel Mora.

El objetivo fue conocer de primera mano la marcha de los trabajos de canalización que se vienen ejecutando con objeto de transportar el agua desde el Anillo Hídrico hasta Lucena del Puerto. Las dos tuberías de 1.000 milímetros llevarán, a través de 19 kilómetros de canalizaciones, el caudal de agua proveniente de la balsa del Diamante hasta la de Montemayor, desde donde se incorporará al sistema de abastecimiento que impulsará el agua hasta la zona de riego más oriental de la Comunidad, donde se almacenará en una nueva balsa que está a la espera de ejecutarse en Lucena del Puerto. Todo ello con la pertinente estación de bombeo e impulsión, amén de la construcción de una balsa que regule el equipamiento eléctrico.

No obstante, el proyecto de impulsión del Fresno muere en este punto, lo que dejará sin agua de riego a Rociana y parte de Almonte. Es a partir de este emplazamiento desde donde quiere comenzar a trabajar la Mancomunidad Campiña-Sur, a fin de poder hacer uso del caudal que circulará por estas tuberías y poder abastecer a esta importante zona del Condado.

Paralelamente, la entidad trabaja ya en que las administraciones cataloguen estas infraestructuras de riego para la zona del Condado como de interés general, a fin de que el proyecto cuente con los fondos europeos necesarios para hacer frente a la inversión que requiere un proyecto de esta envergadura. A este respecto, la Comunidad alude el enorme valor de preservar la economía y el medio de vida de los municipios asentados en el entorno de Doñana.

La Comunidad de Regantes defienden que la llegada del agua a esta zona del Condado evitaría de raíz las extracciones de agua provenientes de los pozos por donde circula el famoso acuífero 27, del que se abastece el Espacio Natural de Doñana. Precisamente la dirección de la entidad subraya que si el proyecto finalmente ve la luz se garantizarían los recursos hídricos que demandan la flora y la fauna del Parque, dado que cesarían por parte de los agricultores las extracciones de agua subterránea y superficial que precisan para regar sus explotaciones. En este sentido, la entidad precisa que este proyecto contaría con todas las bendiciones de los colectivos ecologistas y sociales, a la vez que se lograría consensuar la salud de Doñana con los intereses de los agricultores, quienes tendrían garantizado los recursos hídricos para hacer rentables y competitivos sus productos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios