La CE volverá a pedir explicaciones a Letonia por el trato dado a Miguel Ángel

  • Frattini reconoce que hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta de Riga

Comentarios 2

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini, anunció hoy que pedirá de nuevo explicaciones a Letonia por el trato dado a los dos jóvenes españoles detenidos en mayo de 2007 en Riga y condenados en noviembre del mismo año a pagar una multa de 4.000 euros cada uno por ultraje a la bandera nacional.

Uno de los dos jóvenes, Miguel Ángel López Beltrán, envió una carta en agosto del año pasado a Frattini en la que se quejaba del trato recibido por parte de las autoridades letonas durante su arresto y detención.

A raíz de esta queja, el Ejecutivo comunitario ya envió una misiva a Letonia para que respondiera a esta denuncia con el objetivo de averiguar si había alguna conexión con la normativa europea que permitiera a Bruselas investigar el caso, según explicó el vicepresidente en una respuesta escrita a una interpelación presentada por el eurodiputado socialista Antonio Masip.

Frattini explicó que hasta ahora no ha recibido ninguna respuesta de Riga. "La Comisión enviará un recordatorio a las autoridades letonas pidiendo una respuesta a su primera carta", anunció. "Esta iniciativa no tiene no obstante ningún impacto en el uso por parte de los demandantes de todos recursos domésticos disponibles", agregó.

En su pregunta, Masip destacó que los dos jóvenes españoles --el segundo era Edén Cástor Galván--, acompañados por otro cinco jóvenes portugueses fueron detenidos "por descolgar y llevarse unas banderas letonas que estaban colgadas de unas farolas como ornato en la calle con motivo de unas fiestas". "No tuvieron ningún ánimo de ofensa. Las banderas siempre estuvieron intactas", resaltó.

El eurodiputado socialista denunció que los jóvenes carecieron de derecho a la defensa al no disponer de asistencia letrada hasta la vista preliminar, 48 horas después de la detención y que tampoco tuvieron acceso a intérprete. Según le explicaron a Masip, fueron golpeados por la policía "brutal e innecesariamente".

"Uno de ellos pasó 8 días sin los medicamentos necesarios para su enfermedad de la que advirtió a la policía. Otros pasaron 13 días en prisión para ser luego puestos en libertad sin cargos. Durante 19 días de detención sólo algunos de ellos tuvieron derecho a una llamada telefónica, el décimo día. Esta pesadilla acabó el 19 de noviembre pasado cuando Miguel Ángel y Edén fueron condenados a pagar una multa de 4 000 euros cada uno", destacó el eurodiputado.

A juicio de Antonio Massip, la pena es desproporcionada y la petición fiscal última fue aceptada en un ambiente coactivo ante el temor de que la condena fuese aún mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios