Bella pide respeto al valor religioso del Rocío navideño

  • El alcalde advierte que se pondrán controles de seguridad

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Almonte ha pedido la "máxima responsabilidad" a las miles de persona que, un año más, pasarán las fiestas navideñas y el fin de año en la aldea de El Rocío, con el fin de no "desvirtuar" el sentido religioso de la aldea. Así lo explicó el alcalde de la localidad, Francisco Bella (PSOE), en un comunicado, en el que señala que "se va a actuar con toda la contundencia que se deriva de los acuerdos tomados entre Ayuntamiento y responsables en materia de seguridad que operan en el municipio".

Para el edil, la pieza clave en materia de orden público es el propietario de las casas que se alquilan, "pues es el responsable de lo que sus inquilinos hacen, y es algo que se va a tener especialmente en cuenta este año". Se apela así a que los dueños de las casas comuniquen los datos de los que se hacen cargo del inmueble alquilado, haciéndolo saber a las fuerzas de seguridad, "porque la identificación soluciona horas de trabajo a la policía".

Bella anunció que durante las fiestas se establecerán controles conjuntos de Policía y Guardia Civil, mientras la Policía Autonómica realizará una labor específica en los locales.

Los puntos de control de tráfico se situarán en lugares visibles de acceso a la aldea, de modo que todos los que la visiten tomen la conciencia de que se encuentran en un lugar "con los mismos niveles de protección que cualquier otro", según la responsable local de seguridad. También se ubicarán controles de alcoholemia en los accesos y el interior, semanas antes de llegar la Navidad. También se concretarán otras actuaciones previas, relacionadas por ejemplo "con algo tan molesto como los petardos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios