El Ayuntamiento terminará la construcción del pabellón ferial

  • Dos empresas han abandonado el proyecto y dejado las obras inacabadas · La financiación está asegurada hasta el 31 de marzo, aunque podría prorrogarse el plazo

Las obras del nuevo pabellón ferial de Aracena serán culminadas finalmente por el propio Ayuntamiento. Así lo decidió el Consistorio cebollero y comunicó su alcalde, Manuel Guerra, durante el último Pleno municipal. La segunda empresa adjudicataria, Jarquil, tampoco ha cumplido los plazos establecidos para su finalización de cinco meses y las obras que se reanudaron en julio de 2011 tenían que estar acabadas a finales del pasado año. En sus inicios, a las pocas semanas, hubo un gran avance, pero a finales de año el equipo de Gobierno comprobó "una lentitud injustificable y el incumplimiento de los plazos". Jarquil se excusó, según el alcalde Manuel Guerra durante dicha sesión plenaria, pero indicó que a la "empresa no le salían las cuentas económicas y quiso rebajar el precio aminorando la calidad de los materiales".

El Ayuntamiento no aceptó esa premisa, rescindiendo el contrato el pasado 31 de enero y siendo quien finalice un pabellón prácticamente terminado. De hecho ya ha contratado un director de obra, conocedor de la misma desde el principio, y ahora contratará a personal del pueblo para su culminación, aunque tendrá que subcontratar las actuaciones más complejas.

La financiación está asegurada tras una subvención de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte, aunque el Ayuntamiento tiene hasta el 31 de marzo, plazo ya prorrogado, para finalizar las obras y no perder dicho dinero. Si no fuera así Guerra confirmó que pedirá una ampliación del plazo, aunque el Consistorio pretende acabarlo en estos dos meses.

Se trata de un proyecto del que se viene hablando desde 2008 y cuyos primeros trabajos surgen tras la feria de agosto del 2009,. Ha contado con numerosos problemas. En el camino han quedado dos fases para el concurso de ideas, dos empresas privadas que han incumplido sus plazos (una en concurso de acreedores desde La Coruña como es Imaga, y otra con claros problemas económicos, al menos en esta obra, como ha sido Jarquil cuyos trabajos se centran en el Mediterráneo), además de la rescisión de dos contratos, negociaciones, acuerdos y una clara pérdida económica del Ayuntamiento de Aracena.

Con el pabellón inacabado, atrás han quedado distintas celebraciones previstas en el recinto como el baile del Carnaval, la Feria del Jamón en octubre o el Mercado del Queso Artesano en diciembre, que han necesitado de unas costosas carpas de alquiler.

El pabellón, de unos 1.500 metros cuadrados, se podrá dividir en su interior en varios espacios según los diferentes eventos acogidos como pueden ser ferias, exposiciones, jornadas, acontecimientos privados entre otras funcionalidades. Incluso tendrá un servicio de cafetería-bar independiente para usarse durante todo el año con acceso desde la avenida Reina de los Ángeles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios