El Ayuntamiento ultima el Plan de Playas para la cesión de quioscos

  • Un empresario protesta por la negativa del Consistorio a cederle un puesto de helados.

El Ayuntamiento de Almonte última los preparativos del Plan de Playa que recoge la cesión de los espacios públicos en la zona marítimo terrestre. Se pretende así cerrar la polémica auspiciada a raíz de las denuncias de Bernando Laino, que lleva días manifestándose a las puertas del Consistorio por la supuesta decisión del equipo de gobierno de no renovarle la concesión de un quiosco de helados en el Paseo Marítimo de Matalascañas.

El emprendedor almonteño explica que los problemas surgieron desde que hace tres años el actual concejal de Turismo, Desarrollo Local y Matalascañas, José Miguel Espina, que también explotaba a través de una sociedad el chiringuito La Carpa, optase por construir el Malanda a la altura del edificio el Alcotán, donde el tiene instalado su quiosco.

Laino asegura que desde un primer momento quisieron "quitarme de en medio" para que "La Carpa pudiera vender helados y chucherías". Esta es la razón, mantiene, que subyace en que no se le renovase la licencia de cara al verano del 2016. Afirma además que desde el Ayuntamiento verbalmente se le ha trasladado la imposibilidad de concederle la explotación del quiosco, ya que lo preceptivo es que salga a licitación pública. Un trámite que, supuestamente, tendrían que haber seguido las anteriores corporaciones municipales que no actuaron según ley.

En esta situación se encuentran otros siete kioscos. La diferencia, aclara Laino, es que al resto de afectados el Ayuntamiento ya les ha comunicado que les dará permiso al ocupar sus módulos una zona urbana de titularidad municipal y no de dominio marítimo, como es su caso en el que las competencias descansan en la Junta de Andalucía y se encuentran sujetas al Plan de Playa 2016.

El Ayuntamiento descarta todas estas denuncias, detallando uno por uno los pasos seguidos para la cesión de este espacio público, por lo que únicamente están "a la espera de recibir la autorización por parte de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Huelva para los servicios de temporada 2016 en Matalascañas.

Una vez recibida esa autorización, será el Consistorio almonteño, desde el Departamento de Patrimonio, quien notifique las autorizaciones. En consecuencia, insisten en que las acusaciones de este vecino "carecen de fundamento y desatiende a la plazos que el Ayuntamiento está siguiendo según los trámites legalmente establecidos". Todo ello para que "el procedimiento se realice con total transparencia y evitando cualquier trato de favor o discriminación ante ciudadanos de nuestro municipio".

Con respecto a las "acusaciones vertidas hacia el concejal", el Ayuntamiento tacha de las mismas de "falsas e infundadas, toda vez que el único solicitante de ese quiosco es el propio Laino". De este modo consideran que las críticas han de estar motivadas "por razones políticas, personales o de desprestigio hacia el actual equipo de gobierno… Este año los aprovechamientos del Plan de Playa van a estar antes del comienzo de la temporada, previsiblemente a primeros de Mayo, hecho que ocurriría por primera vez en este Ayuntamiento".

El empresario almonteño detalla que estos movimientos no son nuevos y que ya el pasado año trataron de retirarle la concesión, para lo cual tuvo que iniciar una recogida de firmas que le llevó a recabar 2.690 apoyos de clientes. Conjuntamente el siete de julio pidió explicaciones al Ayuntamiento por estas presiones, a la par que reclamó que se le aclarase si el chiringuito había solicitado instalar un kiosco o "se ha producido alguna modificación en el expediente de este establecimiento, a partir de la constitución política del Ayuntamiento tras las últimas elecciones municipales".

Laino reitera que mantendrá las protestas, dado que del negocio depende su familia, por lo que avanza que "no cederá a las presiones institucionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios