Asaltan una vivienda con pistolas y le propinan una paliza al propietario

  • La Guardia Civil logra detener a los atracadores, tres hombres y una mujer, todos ellos españoles, cuando intentaban huir por un camino rural de Lepe

Agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer a cuatro personas, tres hombres y una mujer, como presuntos autores de un robo con violencia ocurrido en una vivienda situada en el paraje conocido como 'Alto Don Gaspar', de la barriada de Pozo del Camino, que comparten los municipios de Isla Cristina y Ayamonte.

La actuación se produjo entre las tres y las cuatro de la madrugada del ayer miércoles, y el operativo de la Guardia Civil se puso en marcha tras la denuncia que presentó ante el cuartel de la Benemérita el súbdito alemán propietario del inmueble asaltado, donde vive con una mujer.

Según fuentes consultadas por este periódico, los atracadores se introdujeron en la casa estando sus inquilinos en su interior. Aunque estas mismas fuentes no pudieron precisar si los delincuentes consiguieron llevarse algún botín de la casa, lo que sí confirmaron fue que los integrantes de la banca le propinaron una severa paliza al dueño de la vivienda, a quien amordazaron, quizá para obligarle a confesar dónde se encontraban los objetos de valor, tanto joyas como dinero en efectivo.

Como consecuencia de los golpes recibidos, el súbdito alemán fue atendido en el centro médico más cercano, una vez que los atracadores abandonaron la casa y pudo dar parte de lo ocurrido a la Guardia Civil.

Nada más conocer el grave incidente, las patrullas de la Guardia Civil de las localidades más próximas realizaron una serie de batidas que dio como resultado la localización, por parte de efectivos del Cuartel de Villablanca, de un coche sospechoso en un camino rural del término de Lepe.

Durante el registro efectuado en el interior de vehículo, se localizaron dos pistolas, un machete de grandes dimensiones y un chaleco antibalas. Inmediatamente se procedió a la detención de los ocupantes, tres hombres y una mujer, todos ellos españoles y con domicilios en Madrid y Getafe, que fueron trasladados a los calabozos de los cuarteles de Lepe e Isla Cristina. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación y no se descarta que se puedan registrar nuevas detenciones.

Vecinos del paraje del 'Alto Don Gaspar', con los que ha podido contactar esta Redacción, aseguraron que en la zona, donde se entremezclan viviendas residenciales de reciente construcción, chalés y casas de campo con más de 25 años de antigüedad, no se habían registrado incidentes de esta índole hasta ahora, e incluso aseguraron que no se habían percatado durante la jornada de ayer del atracado violento sufrido por el súbdito alemán.

A pesar de ello, las fuentes consultadas, sí reconocieron que durante los últimos meses se estaban produciendo robos importantes en el litoral occidental, sobre todo en viviendas situadas en los términos costeros de Lepe, Isla Cristina y Ayamonte. En concreto, en uno de los robos perpetrados en un chalé situado en el término ayamontino los delincuentes se apoderaron de más de 60.000 euros.

Este periódico no pudo ayer confirmar si esta banda está relacionada o no con los atracos que en las últimas semanas se han cometido en la urbanización La Dehesa de Aljaraque.

No obstante, el hecho de que los detenidos en Pozo del Camino tengan nacionalidad española, contrarresta la versión facilitada desde la Subdelegación del Gobierno en Huelva el pasado mes de noviembre, ya que a nivel oficial se sospechaba que detrás de la oleada de asaltos a los chalés estaban implicadas bandas integradas por ciudadanos suramericanos o por personas procedentes de los países del Este de Europa.

Incluso desde fuentes oficiales se destacaba la profesionalidad de los integrantes de estas bandas criminales, ya que en los anteriores robos además de desactivar los dispositivos de alarma instalados en las viviendas, se preocupaban de no dejar ningún tipo de huellas ni de rastro que pudieran identificarlos tras su delictiva actuación, aunque sí ocasionaban grandes destrozos en los domicilios asaltados en la búsqueda de los objetos valiosos.

En esta ocasión, los atracadores sí penetraron en la vivienda cuando se encontraban los inquilinos en su interior, lo que implica que cometieron un error o que necesitaban la presencia de los dueños para perpetrar el robo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios