Asaja exige a WWF que no boicotee al sector agrícola de Huelva

  • La organización denuncia la suspensión de ayudas por cese anticipado de actividad

La organización Asaja calificó ayer de "afrenta muy grave" el último informe de WWF, que el colectivo ecologista titula El robo del agua en Doñana y que identifica los "puntos críticos" de extracción ilegal de agua en este espacio natural. Asaja advierte al grupo conservacionista que tendrá que asumir sus responsabilidades en la emisión de acusaciones. Asaja precisó ayer en un comunicado que se trata de una "publicación sensacionalista y absolutamente sesgada" por parte de WWF con la que se persigue "una nueva maniobra interesada de las que, atendiendo a sus orígenes y a juzgar por las fechas en las que suelen lanzar sus denuncias, utilizan para perjudicar al sector agrícola onubense en los mercados europeos".

Uno de los subsectores agrícolas más importantes de la provincia, el fresero, comienza ahora la etapa productiva más importante de su campaña.

Asaja considera "una absoluta falta de sensatez y responsabilidad" la actitud de WWF, por que "tiene unas consecuencias de las que tendrá que responder llegado el caso, como tendrá que responder del uso demagógico e inapropiado de términos como robo e ilegal con los que ilustra sus informes". Asaja recordó a WWF que la supuesta existencia de regadíos en situación alegal, es un asunto, en gran parte, "de lentitud burocrática", que los agricultores onubenses ubicados en esa zona, que luchan y trabajan incansablemente para alcanzar unas cotas de máxima calidad, sostenibilidad y rentabilidad mínima para sus explotaciones, siempre han trabajado por solucionar.

Solicita a la organización que deje de utilizar el nombre de la agricultura onubense para obtener réditos publicitarios y que "en lugar de perder el tiempo de todos en esta actividad, utilicen la cabeza y los medios a su alcance para encontrar soluciones para que la gente de Huelva pueda vivir con el Parque de Doñana y no a pesar de él".

Por otra parte, la organización Asaja denunció ayer la suspensión del plazo de presentación de las ayudas para el cese anticipado de agricultores y trabajadores agrícolas recogida en el Programa de Desarrollo Rural 2007-2013. La Junta de Andalucía, según Asaja, justificó la decisión, publicada en un BOJA en noviembre de 2011, con que "resulta oportuno la suspensión del plazo de presentación de solicitudes hasta la aprobación de la nueva Orden por la que se establezcan las bases reguladoras de las citadas ayudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios