Arqueólogos piden un plan de conservación del patrimonio

  • El conjunto dolménico de Los Gabrieles, dañado por los gamberros · Linares Catela apuesta por el apoyo municipal y la concienciación ciudadana

Conservar el patrimonio histórico es tarea de todos, aunque las administraciones tienen una obligación mayor según queda identificado en la Ley de Protección del Patrimonio de la Junta de Andalucía. Esta máxima se puso sobre la mesa en una charla protagonizada por el arqueólogo José Antonio Linares Catela en el marco de las Jornadas Culturales que ha propiciado la Federación de Asociaciones Valverdeñas (Asoval). Los expertos y arqueólogos piden un plan de conservación de estos elementos funerarios a la vez que reclaman concienciación ciudadana ante las oleadas de gamberrismo que 'atacan' estos lugares sagrados.

Linares Catela señaló que "no es lógico que las administraciones inviertan dinero en recuperar un conjunto dolménico y luego éstos caigan en el olvido".

En la sala de conferencias del Teatro Municipal de Valverde el arqueólogo que estudió el conjunto dolménico de Los Gabrieles entre 2002 y 2004 destacó la importancia de este conjunto ubicado en una extensa dehesa propiedad privada. Linares Catela indicó que "el conjunto dolménico de los Gabrieles es de los más importantes del Andévalo oriental. A día de hoy ya sabemos cómo se estructuran las comunidades megalíticas en el territorio. Es uno conjunto centrales que están en los arroyos tributarios del río Tinto y en su morfología destaca una peculiaridad arquitectónica ya que sólo en este conjunto se encuentran las galerías acodadas y que dice mucho de esta comunidad".

Los estudios realizados entonces por el arqueólogo onubense ponen de manifiesto, gracias a las dataciones radiocarbónicas en la cámara número dos de Los Gabrieles, evidencias de la segunda mitad del segundo milenio. Esos datos demuestran que en los Gabrieles había asentada una sociedad compleja, jerarquizada y que dominaba las construcciones megalíticas con complejas arquitecturas.

Pero todavía queda mucha información por descifrar en torno a las sociedades que habitaron los parajes onubenses que en su día dejaron estas peculiares construcciones funerarias.

Para el arqueólogo Linares Catela, "los Gabrieles ha aportado un nivel de conocimiento de cómo son las arquitecturas megalíticas y ha permitido caracterizar bien un conjunto dolménico en el territorio". Y esta es la línea de trabajo que en la actualidad se sigue no sólo en la provincia de Huelva sino también en el conjunto de Andalucía.

Aún queda mucho por investigar en estos conjuntos dolménicos, a juicio de Linares Catela, ya que todavía hay túmulos sin datar. Pero lo más importante "es completar estas investigaciones con rigurosidad y terminar la propuesta de puesta en valor en su totalidad, además de señalización, cartelería y todo lo que es la temática y difusión que ha quedado pendiente y que está sujeta al proceso de investigación para que realmente funcione como espacio RECA -Red de Espacios Culturales de Andalucía- porque sino es así está condenado a lo que está pasando en la actualidad con abandono, falta de conservación o deterioro y por vandalismo".

"La conservación de estos conjuntos es potestad de todos, aunque la ley de 2007 dice que la Administración debe tutelar y tiene que obligar a que se conserven", asegura el experto. Y añade Linares Catela que "la Ley deja claro a los Ayuntamientos que no sólo deben implicarse en la protección del patrimonio sino que los insta a que los bienes patrimoniales que tienen en sus términos municipales sean salvaguardados, conservados, protegidos o incluso incorporados a los planeamientos municipales y que tengan un régimen de protección específico y unas cautelas concretas para que se conserven. Por un lado está la Junta de Andalucía que lleva la tutela y debe conservar y por otro los ayuntamientos".

Los expertos invitan a los ciudadanos a implicarse en la tarea de vigilancia y conservación del patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios