Aparece la menor de Niebla desaparecida hace mes y medio

  • La chica de 16 años está en buen estado y ya se encuentra en casa.

María Adela Rodríguez, la menor de 16 años vecina de la localidad de Niebla (Huelva) que desapareció, presuntamente junto a su novio, el pasado 12 de diciembre, ha aparecido en buen estado y se encuentra ya en su casa en el municipio onubense.

Así lo ha confirmado su familia hace apenas una hora a través del perfil de Facebook 'Buscando a María Adela' creado hace apenas tres semanas para canalizar toda la información generada en torno a la desaparición, así como posibles pistas que permitieran dar con su paradero.

"María Adela ya está con su familia. Gracias a todos por vuestro apoyo incondicional. `Ha sido ahora mismo! No merecéis menos que enteraros casi en directo. Está bien", han colgado en la red social.

Horas antes, su madre, Adeli Escala, escribía un mensaje a su hija y a su novio, de 22 años vecino de la localidad de Villalba (Huelva): "Si me llamáis y todo está bien no os va pasar nada en absoluto", recordándole a él que "debes entender que mi hija es menor de edad y que estoy muy preocupada en estos momentos".

"No sé que mundo es el que tenéis imaginado o montado en la cabeza pero os pido que pongáis los pies en la tierra y que penséis qué vais hacer cuando se gaste el dinero porque el dinero se acaba y tarde o temprano tendréis que volver, mejor será por las buenas que por las malas", concluía.

A lo largo de este mes y medio familiares y amigos han buscado a María Adela sin cesar, llegando incluso a pensar que pudiera estar retenida por su novio al pasar el tiempo y no establecer ningún tipo de contacto.

La pista de la joven y su pareja se había perdido a finales de diciembre al norte de Portugal, en la localidad de Braga.

La familia interpuso la denuncia por su desaparición el 12 de diciembre y, desde entonces, la Guardia Civil ha mantenido activo el protocolo de búsqueda.

Aunque en un primer momento se mantenían todas las hipótesis abiertas, la familia de la menor mostró a los pocos días públicamente sus sospechas de que ésta se había ido de casa con su novio, un joven de 22 años vecino de un pueblo colindante, cuya relación no era aceptada por los padres de ella.

Se habría llevado de casa 1.300 euros que la madre guardaba en su casa para celebrar la comunión de uno de sus hijos -Adela María es la mayor de cuatro hermanos-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios