Apamys y Ayuntamiento amplían la atención a menores discapacitados

  • Los niños de hasta 6 años reciben tratamiento especial en lenguaje y psicomotricidad

Un total de 20 niños son atendidos en el Centro de Atención Temprana ubicado en las instalaciones de la Asociación de Ayuda a Discapacitados (Apamys) en Valverde. El objetivo de este servicio es ofrecer soluciones a posibles problemas que presenten los más pequeños de hasta seis años y en algunos casos corregirlos de forma definitiva. Este es el espíritu y el objetivo de la colaboración existente entre el Ayuntamiento y la institución social.

Apamys y Ayuntamiento de Valverde impulsan un convenio de colaboración para poner en práctica este nuevo servicio que completa la amplia gama de ayudas que presta esta asociación de apoyo a los discapacitados.

Ambas partes, tras renovar la Delegación de Salud el concierto con el Ayuntamiento, mantendrán el trabajo por la igualdad y la integración de los discapacitados con la gestión de Apamys.

El concejal de Salud, Francisco Caballero Morato, ha explicado los logros que se consiguen en el Centro de Atención Temprana de Apamys. Morato asegura que "nos llena de ilusión porque se han conseguido logros importantes para este sector de población más necesitado con niños que, o bien porque tengan problemas en su desarrollo o riesgos de padecerlos, pueden acudir a este programa en Apamys y les vamos a poner en marcha toda una serie de recursos para que en su futuro este desarrollo se lleve a cabo de la mejor manera posible desde el punto de vista de la salud. Pero también desde la integración tanto en su núcleo familiar como en el campo educativo y social".

El presidente de Apamys, Juan Mantero, ha destacado el éxito de este nuevo servicio al indicar que "nos ha resultado muy agradable de cumplir. Empezamos con dos, tres o cuatro niños y a medida que se iba enterando la gente hemos aumentado el número de niños para tratar temas de lenguaje, psicomotricidad y otros problemas. Hoy cuentan con más medios para solucionarlos y se hace con los profesionales adecuados".

La gerente de la entidad, Pilar Arroyo, subraya que por el momento se han atendido 23 niños, tres de los cuales han sido ya dados de alta. "Esto es lo que da sentido al servicio porque en la atención temprana sólo el 20% de los pacientes tienen patologías, el resto son niños con retraso cognitivo, en el desarrollo, retraso del leguaje, pero que son perfectamente recuperables con el trabajo de los profesionales. En el caso de los tres niños que se les ha dado de alta después del tratamiento quiere decir que han alcanzado los estándares de normalidad que cualquier otro niño y eso es muy significativo", apunta Arroyo.

Junto con la firma del convenio, Apamys ha expresado públicamente una nueva reivindicación: ampliar el número de atendidos que de momento es de 20, ya que la demanda no deja de aumentar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios