Adena detecta una treintena de problemas ambientales en Doñana

  • La organización conservacionista asegura que al menos veinte están ocasionando impactos graves y pide la puesta en marcha del Plan de Desarrollo Sostenible

La organización conservacionista WWF/Adena considera imprescindible poner fin al proceso de reordenación agraria en el área fresera de la comarca de Doñana, al tiempo que insiste en la necesidad de finalizar la redacción del II Plan de Desarrollo Sostenible. El coordinador de la oficina para Doñana de Adena, Juanjo Carmona, y el técnico de agricultura del proyecto de Doñana de la asociación, Felipe Fuentelsaz, presentaron ayer en rueda de prensa el informe 'Los problemas ambientales de la comarca de Doñana. Evaluación 2008. Riesgos y oportunidades' que pone de manifiesto que una veintena de los 35 problemas analizados están ocasionando impactos graves en la zona y aún no se han tomado medidas contundentes para resolverlos.

Entre los problemas destacan la sobre explotación de los acuíferos, la transformación del suelo forestal en cultivos agrícolas o las construcciones ilegales que "cada vez van en aumento".

Adena sostiene que el actual modelo de desarrollo no se orienta a la sostenibilidad, ni a la conservación del medio ambiente, por lo que exige medidas a la Administración. Así propone la puesta en marcha del Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana, "paralizado actualmente por la Consejería de Medio Ambiente, así como eliminar fincas transformadas irregularmente después de que se aprobara el Potad en el año 2003. Otra de las medidas sugeridas es un plan de reordenación de las carreteras y las vías de Doñana, para asegurar la conexión de los hábitats de este espacio y la reducción de los impactos.

Según Adena, son necesarias también otras actuaciones, como un plan de emergencia para el lince en Doñana o una evaluación conjunta de los planes urbanísticos de la comarca que "ajuste los mismos a las necesidades de la población y no a intereses especulativos" y un plan de cuenca para el Guadalquivir que mejore la depuración, contemple medidas contra el cambio climático y ordene los usos relacionados con el agua.

Sobre el lince, Carmona explicó que si bien han descendidos los atropellos, los animales asilvestrados en la zona de El Rocío, están causando problemas sin medida, como por ejemplo la leucemia felina que ha afectado a linces que no han tenido descendencia. Además, la organización ecologista sostiene que ha identificado una serie de proyectos que en caso de llevarse a cabo amenazarían el futuro de los espacios naturales de Doñana como el dragado del Guadalquivir, el desdoble de la A-483 entre Almonte y Matalascañas y de la N-442 (Huelva-Mazagón), la presa de Alcolea o los parques eólicos frente al litoral.

Adena recuerda que también se están dando ciertos pasos positivos como el proyecto de restauración de las marismas, la unión terrestre Cádiz-Huelva a través de la SE-40, la prohibición de circular a motor por la Raya Real o la sentencia de la Audiencia Nacional contra los vertidos de Fertiberia. En cuanto a los incendios, Carmona indicó que si bien las labores de extinción se realizan con rapidez faltan medidas de prevención y señaló que más del 50% de los mismos se producen en los términos municipales de Almonte, Moguer y Aznalcázar.

Respecto al oleoducto que el grupo Gallardo pretende construir por las provincia de Huelva y Sevilla para dar salida a la refinería Balboa en Extremadura, Adena considera que resta mucho más de los aporta a la provincia onubense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios