Adena cuestiona los beneficios ambientales del impulso de El Fresno

  • Para la coordinadora de la organización conservacionista, Eva Hernández, la modernización de esta zona de regadío se pretende realizar "de forma precipitada

WWF/Adena consideró ayer que los "supuestos" beneficios ambientales de la modernización de El Fresno están "en entredicho", ya que la Junta de Andalucía "ha recibido el visto bueno del Ministerio de Medio Ambiente para el proyecto de modernización de estos regadíos, promovido con el pretexto de reducir la presión de la agricultura sobre el acuífero de Doñana, sin que se haya iniciado el Plan Especial de la fresa de Doñana, acordado por Consejo de Gobierno en diciembre".

Por ello, manifestó que la Junta "justifica la necesidad de acometer las obras de modernización de El Fresno argumentando el estado de intensa explotación del Acuífero 27, que alimenta los Parques Natural y Nacional de Doñana, de forma que las aguas subterráneas actualmente utilizadas para abastecer a los regantes serán sustituidas por aguas superficiales del Guadiana", con lo que destacó que "el proyecto no supondrá un ahorro efectivo de agua, lo que debería ser el objetivo básico de toda modernización de regadíos".

A su juicio, "la aprobación aislada de este proyecto resulta incoherente con el acuerdo de diciembre de 2007 de la Junta de Andalucía para elaborar el Plan Especial de la Zona de la Fresa y la creación de Corredores ecológicos, ya que es este plan marco el que debería reordenar las extracciones de agua y el uso del suelo, incidiendo decisivamente en las características del proyecto de modernización".

La organización ecologista recordó que el proyecto de modernización de El Fresno actúa sobre una zona cultivada donde existen explotaciones en terrenos forestales, espacios protegidos y con pozos en situación irregular. Además, en la zona a modernizar ha habido un incremento de la superficie agrícola desde la aprobación del Plan de Ordenación del Territorio del Ámbito de Doñana (Potad), por lo que destacó que "estas áreas ampliadas irregularmente no deberían beneficiarse de la citada modernización".

De la misma forma, resaltó que "tampoco se puede obviar que incluso las propias balsas de almacenamiento que contempla el proyecto están parcialmente localizadas en monte público. Estas irregularidades deberían resolverse con el mencionado Plan Especial".

Por otra parte, aseguró que "la supuesta recuperación del acuífero tampoco está asegurada, puesto que el acuífero de Doñana no necesita de actuaciones puntuales y oportunistas como la de El Fresno, sino de actuaciones integrales, en toda su extensión, que se apoyen en el conocimiento real de su funcionamiento y su capacidad de carga, en un modelo de extracciones sostenibles del acuífero que determine la cantidad de agua que puede sacarse del acuífero y las zonas donde puede hacerse sin dañar los sistemas naturales de Doñana".

Para WWF/Adena, "a todo esto hay que sumarle la falta de participación del proceso, ya que, a pesar de ser un proyecto que puede influir decisivamente en el estado del Espacio Natural Doñana, no se ha contado con la opinión de su Consejo de Participación, en contra de lo que exige la ley".

Según la coordinadora de WWF/Adena para Doñana, Eva Hernández, "la modernización de El Fresno se pretende acometer de forma precipitada, sin contar con la información necesaria de ocupación de suelo y de uso del agua, sin un estudio de la zona transformada posterior al Potad, sin un buen modelo de funcionamiento del acuífero y sin tan siquiera consultar al Consejo de Participación de Doñana", ya que es "completamente ilógico realizar la modernización de El Fresno sin supeditarla a los resultados del Plan de Ordenación de la zona fresera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios