Los sindicatos reclaman al Gobierno más recursos contra la crisis actual

  • UGT y CCOO advierten al Ejecutivo y la patronal que no se pueden "buscar atajos" para crear más empleo · El diálogo social y la negociación colectiva, mensajes prioritarios en la marcha de Madrid

Al Gobierno socialista no le hacen huelgas sino manifestaciones edulcoradas. Tanto Felipe González como José María Aznar habrían firmado un trato semejante al que recibe el actual presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, milagrosamente inmune a movilizaciones más agresivas. Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, aprovecharon ayer la marcha convocada en Madrid bajo el lema Que no se aprovechen de la crisis para advertir al Ejecutivo y a la CEOE que no pueden buscar "atajos" para crear empleo y deben mantener sus inversiones productivas. Fue una de las la principales demandas formuladas por los líderes sindicales en la Puerta de Alcalá, al término de una convocatoria para pedir la recuperación del diálogo social y exigir que se movilicen recursos para reactivar la economía.

Toxo avisó al Ejecutivo y a los patronos de que "precarizar" es la forma "más rápida de llegar al conflicto" y de que el "capital privado es cobarde" y se refugia en paraísos fiscales o en Sicav. El líder de CCOO recordó que los sindicatos no acostumbran a amenazar, pero que actuarán "en consecuencia con las políticas que se desplieguen en el futuro inmediato", en alusión a la reforma laboral. Además, pidió al Ejecutivo que cumpla con lo pactado en relación con la integración del régimen especial de los trabajadores agrarios en el general de la Seguridad Social, y conseguir que el Salario Mínimo Interprofesional alcance el 60% del salario medio para la próxima legislatura.

A las empresas, Toxo les reclamó moderación en sus beneficios y canalizar los excedentes hacia el tejido productivo. "No es asumible ni tolerable que en una situación de crisis las empresas del Íbex repartan 18.000 millones en beneficios cuando están despidiendo a miles de trabajadores", agregó.

Méndez dijo que en el corto plazo los sindicatos van a exigir medidas para recuperar el empleo entre los jóvenes y para que los empresarios busquen alternativas a los despidos, entre las que destacó la reducción de jornada. Además, sugirió al Gobierno que, si quiere controlar el paro, tiene que "anteponer hasta que sea necesario" las inversiones públicas y las garantías de protección social. El secretario general de UGT opinó que la manifestación de ayer es una "demostración de fuerza democrática para cambiar las cosas", ya que representa a la "inmensa mayoría" de este país, que son los trabajadores. Frente a esta mayoría, señaló que hay "una minoría con mucho poder económico y mediático", que en su opinión atacan a los sindicatos porque "saben que somos el gran obstáculo que tienen y vamos a evitar que no se aprovechen de la crisis".

Méndez recordó que la crisis económica empezó por una "enfermedad incurable del tuétano del sector financiero" y vinculó esta manera de entender la globalización financiera con los problemas de cambio climático o de flujos migratorios. Por ello, dijo que hay que reorientar la economía al servicio de las personas y no del dinero, porque, de lo contrario, la cumbre de Copenhague "se quedará en palabras".

Aunque la Policía Nacional no precisó el número de asistentes, entre 10.000 y 15.000 sindicalistas andaluces acudieron a la marcha (33.000 en total, según Efe).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios