Horacio / Galea / Pardo

Sobre el pregón

DDesde el mismo noviembre, casi en sus primeros días, se hacía esperar con impaciencia e inquietud en el mundillo cofrade el nombramiento del pregonero de nuestra Semana Santa.

Transcurriendo la medianía del mes, se despertó la noticia, y como si fuera ave primeriza que levanta su vuelo en el despertar de una nueva primavera, supimos que no sería pregonero quien anunciaría nuestra Semana Santa, sino pregonera. Como ya sabemos todos es doña Esther Bazán, y pertenece a la Hermandad Sacramental de Pasión. Esther es Licenciada en Ciencias de la Información y actualmente reside en Madrid, donde desarrolla su labor como periodista en una conocida emisora de radio.

He aquí noticia y sorpresa, pues de los tres candidatos que se barajaban en la tan cacareada y famosa terna, ninguno de ellos gozó de la confianza o del merecimiento de tan augusto y responsable galardón para nuestro Consejo de Cofradías en dicho nombramiento, y de esta forma, nos encontramos elegida a una persona que en principio no formaba parte de las sugeridas por nuestras hermandades, las cuales propusieron a don. José María López, a doña Inmaculada González y a don José Antonio Vieira, todos ellos bajo mi humilde opinión, plenamente capacitados para tal anuncio cofradiero.

Me pregunto, en parte algo inocente en mi saber y por otra parco y sobrio en mi información, qué sentido tiene nombrar tres candidatos a pregonero de nuestra Semana Mayor, y tras la no aceptación de una de las personas elegidas en principio, no apoyarse favorablemente en el nombramiento de cualquiera de las otras dos, pues repito nuevamente, que sin decantarme por nadie en concreto, tanto don José María López como don José Antonio Vieira pudieran haberlo realizado satisfactoriamente.

Por otra parte conviene resaltar, que si desde un principio nuestro Consejo de Hermandades, tenía previsto decididamente que el pregón oficial fuera a recaer en una mujer, algo que me parece perfecto, pues ellas también están plenamente capacitadas para estas y otras labores, no deberían haberse barajado a las otras dos personas como opciones alternativas, y de alguna forma, crear falsas expectativas las cuales pueden llevar aparejados contradictorios sentimientos.

Bien está lo que bien parece, y opino que hubiera sido más fácil, hablar y dialogar todo lo referente a este tema en el Consejo, rodeado de la prudencia necesaria en el más cauto de los silencios y después, dar a conocer la noticia, de este modo, evitaríamos los clásicos comentarios y comidillas de calle.

Para finalizar, desear a nuestra pregonera de este año, los más felices augurios en el desarrollo y la pronunciación del pregón. Huelva entera en su Gran Teatro, estará pendiente de cuanto diga y haga, y abrazará sus hermosas palabras con el corazón, participando de todos sus sentimientos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios