Editorial

Un golpe como el de 2004

RARA vez suelen hablar los fiscales franceses, pero el titular de París, Jean-Claude Marin, ha comparecido ante los medios para explicar que los recientes golpes al arsenal de la banda terrorista ETA en su país son los más importantes desde el año 2004, cuando se detuvo al ex jefe de la banda Mikel Antza y se descubrieron 1.300 kilos de explosivos y un importante arsenal, en el que había dos misiles tierra-aire. Desde la detención de Aitzol Etxaburu y dos etarras más en la estación de esquí de Villarembet, las policías francesa y española han desmantelado 13 zulos, han confiscado algo más de 900 kilos de materiales para fabricar bombas y es posible que aún se sigan hallando más escondites. La operación contra los suministradores de armas y explosivos de ETA demuestra cuál es el grado de colaboración entre ambos países: los etarras fueron localizados en junio en tierras galas, y fueron seguidos hasta su detención a mediados de agosto, lo que permitió a los agentes amplificar el golpe. En diciembre se cumplirá dos años del asesinato de dos guardias civiles españoles en Capbreton, en las Landas francesas: si bien la presidencia de Sarkozy supuso desde el principio un importante punto de inflexión en la colaboración francesa contra el terrorismo, la matanza de aquellos dos agentes mejoró la eficacia de la comunicación entre los cuerpos y permitió a los agentes españoles moverse más y mejor por lo que un día fue el santuario de ETA. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunió ayer en París con su homólogo francés, Brice Hortefeux, para escenificar la voluntad de ambos países de acabar con la banda terrorista. Y el aislamiento internacional de ETA es mayor que nunca: la reciente sentencia del Tribunal de Derechos Humanos en la que avala la ilegalización de Batasuna ha sido el espaldarazo definitivo a los trabajos españoles. Ahora bien, tal como explicaron los ministros español y francés ayer, el descubrimiento de los zulos demuestra que ETAsigue preparada para matar y que lo hará cuando puedan, porque los éxitos contra la banda son siempre relativos hasta que no se alcance su completa extinción.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios