'Dibujos de Huelva y provincia'

Hace siete años dedicaba esta columna, lo que ya había hecho en otras ocasiones, a uno de los libros de dibujos de José Bacedoni, Pepe Bacedoni, para quienes somos sus amigos desde hace muchos años y admiramos su dilatada ejecutoria artística, creativa y de diseño, exaltando merecidamente cuanto ha contribuido a expresar en su fructífera obra, la notable perspectiva urbana, paisajística, evocadora y recordada, cuando se trata de estampas de otro tiempo, que a todos nos han cautivado por la exactitud de su referencia artística, por la minuciosidad de su trazo, por la perfección de sus rasgos indelebles. Afortunadamente volvemos a él cuando acabamos de recrearnos satisfactoriamente con su última publicación, Dibujos de Huelva y provincia, un amplísimo compendio de su obra en un grueso volumen de sugestivo formato y presentación.

Es doblemente interesante la aparición de este magnífico libro, y ha de reconocerlo cualquier onubense que disfrute de la dicha de tenerlo en sus manos, porque, aparte del notable interés de sus admirables plumillas, que tantas veces hemos visto en las ilustraciones gráficas de nuestros periódicos, crónicas, reportajes e incluso otras publicaciones ilustrando informaciones y evocaciones sobre Huelva, sirven para apreciar toda esa notable perspectiva urbana, paisajística y nostálgica -cuando se trata de estampas de otro tiempo- que, con su especial intuición y acierto, el artista ha sabido reproducir con un sello muy especial y personal y sobre todo con ese amor por las cosas de su tierra, que se siente en todos y cada uno de los delicados y minuciosos trazos de sus impagables estampas. Expresiones visuales y perfiles con la pulcritud de una ejecutoria privilegiada que retratan con minuciosa exactitud esos rincones, esos escenarios que forman parte del itinerario emocional de la Huelva de ayer, de hoy, de siempre.

Escribe a modo de prólogo, José Luis García Palacios, presidente de la Fundación de la Caja Rural del Sur, entidad que ha acogido el libro entre sus habituales publicaciones, que, José Bacedoni "ha bebido de la sabiduría de autores tan consagrados como Pedro Gómez o León Ortega, inquieto por naturaleza, su trayectoria se ha movido entre el diseño del dibujo industrial en empresas y el dibujo a plumilla siempre de lugares y monumentos de Huelva". Pocos de estos marcos entrañables, algunos ya desgraciadamente desaparecidos, no habrán quedado plasmados en esta intensa y espléndida obra de arte tan singular y fascinante como la que ha cultivado con excelente y admirable destreza. Un sello muy especial de afectiva sensibilidad, expresado sobre todo con esa devoción de onubensismo entrañable, de choquero cabal. Una muestra más, entre sus diversas publicaciones, de la entidad y estética costumbrista de sus trabajos que revalorizan la importancia y belleza monumental e histórica de lugares tan entrañables de nuestra tierra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios