Congreso MundialPequeño comercio

LA JUNTA de Andalucía se ha tomado muy en serio el V Congreso Mundial del Jamón. El buen nivel científico de los ponentes y la cuidada organización por parte de Jamón de Huelva y el Ayuntamiento de Aracena que dirige Manuel Guerra han colocado el marchamo del éxito al evento. Sin embargo, ha llamado la atención en las filas socialistas la escasa relevancia política que se le ha dado al Congreso a pesar de que la consejera de Agricultura, Clara Aguilera, y la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, se esforzaron por subir el nivel de la cita. Aracena era un buen lugar para que algún peso pesado del Gobierno central respaldase al sector del porcino, más aún en estos tiempos.

MUCHAS PROMESAS, pero el resultado no se puede esconder. Tras meses de espera, el Ayuntamiento de Huelva ha tenido que dar un ultimátum, que supone prácticamente un punto y final, al proyecto que los comerciantes de Isla Chica pretendían llevar a cabo para la construcción de un centro comercial en el barrio. Pese a verse beneficiados por la adjudicación mediante un procedimiento especial sin publicidad, la iniciativa se ha encontrado con el obstáculo de la financiación de los 15,8 millones de euros necesarios. Es obligación de las administraciones apoyar el pequeño comercio porque éste da vida a los barrios y crea mucho empleo, pero en este caso urge buscar alternativas con horizontes más certeros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios