Tribuna

Manuel gómez Marín

El vía crucis del desafío de la salvación

Dos equipos sin solucionar sus objetivos, antes menores, que hoy son sus mayores desafíos

La crisis del Recreativo está dejando rastros internos de desconfianza, que parece que no haya motivos para la esperanza, siendo preocupantes razones observando sus evaluaciones de la segunda vuelta (11 puntos de 36 en juego) que provocan declaraciones propias de una situación de vía crucis. César Negredo, quizá para movilizar el amor propio de las entrañas de la plantilla, denuncia la falta de competitividad de algunos jugadores por desconocimiento de lo que se cuece en Segunda B. Ya en más de una ocasión he matizado que el Recreativo es el desorden mejor organizado en el campo.

Aquí las obligaciones de imposiciones y exigencias morales son vínculos que arrancan desde Eurosamop SL, como empresa de contratación de servicios de gestión económica y deportiva hasta la responsabilidad subsidiaria del banco de pruebas de entrenadores en formación para reparar y satisfacer tantas presiones entre pasiones. Y en esta cuenta atrás temerosa el recreativismo mantiene el conjunto de creencias de lo padecido en el reciente pasado y que una actitud solidaria de los jugadores presente como alcanzable lo que ahora incita a sabor pesimista. Y en esta fase de sacar orgullo, pundonor, casta y carácter, la afición pone de referencia al capitán Antonio Núñez, abuelo-chavalillo de la plantilla. Que un jugador de la talla humana y deportiva cumplidos los 39 años, trotamundos del fúbol (nueve equipos) con todo ganado y vida resuelta sirva de ejemplo como guía de compromiso en la defensa del legado histórico del Decano, debería remover la conciencia en el vestuario. El Mérida, rival directo en este trance crítico, es otra incongruencia del fútbol: despide a Nafti al final de la primera vuelta y tres meses después lo vuelve a contratar para revitalizar a los romanos tras el fracaso de Loren (8 puntos de 27 en juego). Dos equipos sin solucionar sus objetivos, antes menores, que hoy son sus mayores desafíos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios