Tribuna

Manuel gómez Marín

La presión de la cuenta atrás de jugar finales

El Recre terminará la temporada sin saber a qué juega con tantas idas y venidas

Apenas se vislumbra en el horizonte el final de la temporada y se nota el cosquilleo del pánico de las dos anteriores: la primera tras el descenso con la salvación in extremis en el último suspiro y la pasada en el penúltimo envite. Y esta tendencia se incrementa por la impotencia de un equipo que no compite, que sólo se deja ir. El mutismo del Recreativo es evidente: es incapaz de hablar en el campo, sólo balbucea a destiempo sin aclarar nada. Las sensaciones no son halagüeñas desde el arranque de Liga, dado que emite inquietantes indicios de parálisis. Lo importante es que el entrenador y la plantilla necesitan centrarse en la cruda realidad, que implica la viabilidad del descenso a Tercera División, que sería la opción más directa de la desaparición del club.

Hay cuatro factores que complican la situación. El primero, Casquero puso en práctica un juego inútil de pasar el tiempo en campo propio con un carrusel de pases horizontales sin admitir que en la otra parte del campo existía otra portería. El segundo, López quitó el complejo de su antecesor, adelantó el equipo al campo rival siendo más directo, pero de manera paulatina perdió la orientación a costa de empaparse en su ego. El tercero, Negredo, el tapado del cuerpo técnico, tomó referencias de ambos y todavía no regulariza un sistema. Y el cuarto, que el Recreativo terminará la temporada sin saber a qué juega con tantas idas y venidas de exámenes parciales.

Y en Murcia tres puntos entre el play-off de ascenso y la promoción de descenso marcan el reto de ambos equipos. El interino local Luis Casas asume su tercer test sin límite de tiempo tras dos empates y con su afición fiscalizando la invitación del Día del Padre teniendo delante al 'Abuelo' con patología de estado de permanente rehabilitación en cuidados intensivos. Las cuentas de la lechera a falta de nueve jornadas. Lo esencial es ordeñar a la vaca en el campo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios