Tribuna

mANUEL cAMACHO

El mensaje y los derivados

El Recreativo de Huelva suma tres derrotas consecutivas y las alarmas han vuelto a encenderse por aquello de las ilusiones frustradas después de que la era Ángel López comenzase apuntando a las estrellas. Ahora, cuatro partidos después, todo parece derrumbarse, sobre todo porque tras la derrota ante el Cartagena el Decano se queda más cerca del abismo que de los puestos de promoción de ascenso. Esto es fútbol y algunos se olvidaron de la palabra. De ahí el desencanto. Queda lejos San Fernando y queda más lejos aún celebrar un saque de banda como si fuese un gol por la escuadra.

Se pueden analizar mil cosas para intentar entender el desmayo. Pero hay mensajes que en un primer momento pasan desapercibidos y luego, con el paso del tiempo, adquieren un valor superlativo. La llegada del entrenador lo simplificó todo, cargando de sentido común e inteligencia los movimientos del equipo en el campo. Se podrían discutir las formas o los colores. Pero la aplicación fue enormemente efectiva, lo que condujo al recreativismo a percibir el indudable cambio de viento. Era liguilla o liguilla. Sin término medio.

Poco tiempo después, el entrenador explicó en rueda de prensa que pretendió dar un paso más. Cambiar dibujo y propuesta, ser más lujosos porque el equipo ya había dejado atrás la angustia por los resultados. Aquello no salió bien y eso provocó la rectificación del entrenador, que ante el Cartagena volvió a su idea primitiva. Y resultó que, por varios motivos, el equipo volvió a perder.

Aquel volantazo puede tener consecuencias. Los futbolistas quieren un discurso y fe en llegar al objetivo a través del mismo. El caso es que da la impresión de que Ángel López, tal cual simplificó la cuestión, ahora la ha enredado. La disculpa perfecta ante el Cartagena fue la nefasta actuación arbitral. Viene el partido de Murcia y la cita se antoja vital, no sólo por los puntos sino por ver plasmado en el campo el mensaje del técnico. 2018 ha empezado agitado. Domarlo es cuestión de resultados a través de un mensaje innegociable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios