Tribuna

mANUEL cAMACHO

El entrenador y el extrarradio

Todo el mundo tiene la sensación de que el Recre ha logrado armar una gran plantilla para mirar a la cara a cualquiera de la categoría, lo que se traduce en protagonismo para el campeonato, sin poner posición porque luego llegan los líos, pero con el argumento de que todo es diferente con respecto a temporadas anteriores. Ahora hay que hacer un equipo, extraer de la inmensidad el fundamento para hacer una escuadra definible y distinguible, que sea capaz de jugar, de manejar los tiempos y de llevar al Recre a la ansiada meta.

Todo se reduce a la labor del entrenador, en saber sacar de todo lo que tiene el meollo de la cuestión. Y con respecto a eso, se alzan algunas voces desde la impaciencia para que Casquero acierte a la mayor brevedad posible. En esto, el técnico se queja amargamente del estado del campo, de las instalaciones para desempeñar el trabajo de la semana. En definitiva, que quiere un piso adecuado para que su equipo se guste, luego la intención está clara: jugar bien al fútbol para coger el camino más corto hacia la victoria y los resultados.

El técnico, bien instruido e informado de lo que ha sido el infierno en los últimos meses, no alza la voz en espera de que su equipo capte el mensaje y se aplique el cuento. El famoso partido a partido, minuto a minuto, entrenamiento a entrenamiento. Sabe Casquero que se le va a exigir porque el mensaje de buena plantilla ha calado desde el minuto uno. Y todo lo confirman los diez mil que se han enganchado al discurso. La diferencia entre esta temporada y las anteriores es que no hay disculpa que valga. Luego la responsabilidad es enorme. Para todos.

Se ha pedido, y soy el primero que levanta la mano, paciencia para un proyecto recreativista que necesita tiempo porque nada nace con todo aprendido. Pero llegará el momento en el que tenga que estar todo en regla. Y se mire primero al equipo y luego a los gestos y movimientos del entrenador. Está ilusionado el técnico y eso cuenta. Y plantilla hay. Esperamos al equipo. Casquero tiene la palabra. Casquero y que las gestiones de otros no le desmonten la hoja de ruta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios