La Platea

Juanma G. Anes

Como Maluma por fandangos

Hay tramos finales de ciertos partidos del Recre con menos gracia que los chistes del Saque bola, aquel programa -supuestamente de humor- que tan cariñosamente nos brindó, en sus inicios, la televisión autonómica andaluza, que imagino será recordado por quienes hoy peinen alguna canita que otra. El que lo haya olvidado, eso que tiene ganado. El asedio sufrido en casa ante el Betis Deportivo, lo de Lorca de hace dos jornadas y los diez últimos minutos del pasado domingo han provocado más lascas de lo normal en ese binomio grada-equipo que tan bien se había conjugado en este tramo inicial de liga. Ese resquebrajamiento de la confianza es fácilmente entendible: demasiados fantasmas hemos visto pasar por aquí en los últimos años -alguno hasta de carne y hueso- como para no poner las orejas tiesas a las primeras de cambio.

Hasta ahora se ha palpado tan buen ambiente, tantas ganas y tanta ilusión entre el personal, y se intuye la calidad de la materia prima que hay sobre el césped, que el no salir victorioso la mayoría de las jornadas nos suena como ver a Maluma arrancarse por un fandango alosnero. Son tan espectaculares ciertas jugadas de Lazo o Luque, da tanta confianza ver a Sergio y a Julio en el centro de la defensa y merecen tantos marcos los golazos de Rafa de Vicente que todo lo que no sea que el Nuevo Colombino termine cantando el 'Sha-la-la' para festejar un triunfo nos suena a todos a gatillazo, sí. Sin embargo, me niego a pensar que vamos a ser el desastre deportivo que desde el domingo por la noche algunos auguran que seremos como siempre me negué a imaginarme que íbamos a ascender en febrero, como así parecía escuchando y leyendo ciertas opiniones en pleno mes de agosto.

Yo soy de los que firma con sangre estar cerquita del cuarto clasificado -por arriba, no me sean…- cuando resten cinco jornadas para el final de la liga aunque eso suponga, hasta entonces, sufrir más que lo que sufrió el de Panini al cierre del mercado de fichajes creando el cromo de Vitolo. En este barco hay sitio; mucho sitio, por si gustan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios