"He visto a muchas compañeras caer en la anorexia"

Aunque no ganara Miss España -certamen en el que quedó finalista en 2005-, sí resultó elegida para representar a nuestro país en Miss Universo -donde llegó a ser considerada entre las 15 mujeres más bellas del mundo-. Antes de aquello, una trayectoria de modelo que inició con trece años y, después, un libro publicado y un negocio, Francina Models, del que acaba de hacerse cargo. Elegida por la firma L´Oreal Proffesionnel como imagen de los estilismos creados por Josep Pons, Mireia Verdú vuelve al primer plano de la actualidad.

-¿Cambia la percepción del mundo de la moda ahora que, con su agencia, lo contempla desde otro punto de vista?

-La fantasía es un poco la misma pero sí existen ciertas cosas que entiendo mejor. Por otro lado, siempre he tenido los pies bastante en el suelo. Somos chicas que empezamos muy jóvenes y a las que, durante todo el día, nos están diciendo guapas. Eso te hace subir a las nubes aunque, en mi caso, mi familia ha sido la responsable de asentarme.

-Se trata de una profesión ésta para personas muy presumidas, ¿no?

-Más que eso -e independientemente de la cuestión de la delgadez- tienes que cuidarte. Debes beber mucha agua, hidratarte bien la piel… Al fin y al cabo, a una modelo se la pone a prueba cada día.

-Habla de la figura y, en este sentido, usted ha sido muy crítica con algunas exigencias sobre su colectivo...

-Sí. He visto a muchas compañeras caer en la anorexia a consecuencia de palabras mal dichas y pasar dos años en un hospital por hacer un puñetero desfile. Al principio de mi carrera hice un reportaje para televisión donde visitábamos una clínica de Barcelona especializada en problemas de nutrición y caí en estado de shock. Yo nunca he sido súperdelgada pero no me ha faltado el trabajo. Tal vez mi atractivo hayan sido mis curvas.

-¿Qué recomendaciones le hace a las chicas que quieran formar parte de su empresa?

-Que tengan claro que se trata de un sector complicado en el que cada uno tiene su espacio. Que posean un entorno que les apoye en los momentos bajos. Y que no dejen de formarse y hacer su vida. Pasar del glamour de Cibeles a un cero por no estudiar es una buena forma de no perder la consciencia de la realidad.

-Da gusto escucharla… Tendrá novio, ¿verdad?

-Sí (risas). Llevo tres años con mi pareja. Se trata de una persona que me apoya y con la que, a largo plazo, espero casarme y tener hijos.

-¿Él también le dice lo "guapa que es"?

-Bueno, no cada momento pero sí, de vez en cuando, sí (risas). Nadie mejor y más objetivo para regalarme un piropo así.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios